Quebró el récord de salto vertical y pasó a ser uno de los jóvenes más codiciados por la NBA: su impactante marca

Keon Johnson, perimetral de la Universidad de Tennessee, pulverizó un registro que llevaba más de 20 años. Su actuación deslumbró a varias franquicias y se encamina para quedar dentro del Top 10 del próximo draft