La muerte del “Morro” García, los traumas que provoca el retiro y la oferta que recibió del fútbol argentino: 10 frases del Loco Abreu

El veterano delantero uruguayo a sus 44 años arrancará su temporada profesional número 36 y jugará en su trigésimo equipo

Abreu sobre su nuevo equipo

Es un trotamundos y está por cumplir su temporada profesional número 36. A los 44 años, Sebastián Abreu aún tiene hilo en el carretel y se “siente vivo”, como afirmó. El uruguayo está por jugar en su trigésimo club y será en el Athletic Club de Minas Gerais en el Campeonato Mineiro brasileño de 2021. Luego de tanto recorrido, campeonatos y camisetas, el Loco siempre tiene cosas interesantes para contar. En una entrevista en ESPN F90, habló sobre su nueva etapa, las problemáticas de los futbolistas en el momento del retiro, explicó cómo se decidió a picar la pelota en el último penal en la definición ante Ghana en el Mundial de Sudáfrica de 2010 y qué tendría que pasar para colgar los botines.

Lo que viene. “Los campeonatos estaduales son muy importantes en Brasil. Estuvieron antes que el Brasileirao y no quieren dejar de jugarlos a pesar de los reclamos por la cantidad de partidos. El estadual es sagrado y estamos para jugar contra equipos fuertes como el Atlético Mineiro, Cruzeiro. Nuestro club hace 51 años que no jugaba en Primera División. El primer partido va a ser de recuerdo para mucha gente de acá”.

El por qué de su elección. “Podría haber jugado en la Argentina, en Barracas Central y hablé con Chiqui Tapia. Pero luego vino esta gente (la de Brasil) con videos para mostrarme cómo jugaban. Me vinieron a buscar y el técnico me dijo que ‘necesitábamos un 9 con experiencia y sabemos lo que les podés dar a los jugadores más jóvenes’”.

El retiro. “No hay jugador que no se asuste con el retiro. No hay un jugador de fútbol al que el retiro no le genere un trauma, dudas. Cuando te dicen ‘te tenés que ir preparando’, no hay preparación. Cada vez que hablo con compañeros que dejaron me dicen, ‘dale, seguí jugando’. La situación es cuándo uno puede dar lo que el equipo necesita”.

Abreu sobre el retiro del futbolista

Todo por el fútbol. “Tengo una anécdota de un tipo con mucha plata en México que tenía helicóptero, aviones, de todo. Un día me dijo: ‘Cabrón, yo daría toda la plata del mundo por jugar un minuto como profesional’. Ahí me di cuenta lo que significa el fútbol para otras personas”.

Muerte del Morro García: “Exteriorizamos sentimiento sin conocer el trasfondo y nos preguntamos qué pasó. Saber qué lo llevó a eso. La familia está, pero si no la tenés cuando tenés que ir a correr solo a las 8:30 de la mañana, es difícil. Más sabiendo lo que significa para nosotros el hecho de sentirnos vivos para jugar”.

Abreu sobre el Morro García

El psicólogo en el fútbol: “Están para las cosas de la vida, mejorar al ser humano, poder ayudarlo y que sea una mejor persona. No que lo ayude a ganar la disputa de la pelota”.

La vida después del fútbol: “Lo que pasa es que cuando no jugás, no tenés la adrenalina de subirte al micro, llegar a una cancha, y llega un momento en el que se te apaga la luz, se cortan las cámaras... Es difícil. Si no podés seguir vinculado, bueno, dedicate a una empresa familiar. Llega un momento en que no es joda, en el que tu señora te quiere pegar una patada en el orto porque te ve todo el día sentado mirando partidos y tomando mates. Lo que pasa es que nos acostumbraron a ser vagos, ‘traeme el mate, los bizcochos’. Llega un día en el que te dicen ‘sos uno más’. Si uno lo puede ocupar te vas a sentir más útil en la vida. Por eso es bueno poder utilizar la familia e intentar recuperar el tiempo que se perdió porque los cumpleaños siempre los vimos por video o fotos”.

La definición contra Ghana: “Es tratar de engañar al arquero para que la pelota entre y todos festejemos. Pensé en la parte psicológica donde al arquero de Ghana en los cuatro penales anteriores lo vi siempre levantar el pie e ir a la derecha; no lo iba a modificar en el quinto penal. Entonces lo esperé y fue jodido porque aparte la Jabulani era traidora, una pelota tipo la de goma playera. Cuando la piqué lo hice medio con cagazo para que no pegue en el travesaño”.

Abreu sobre el penal picado a Ghana

Retirarse jugando con su hijo: “Firmó su primer contrato, en Defensor Sporting y juega de nueve. Mide 1.88 y maneja bien los dos ‘rebenques’. Veremos, seguiré seis meses más comiendo pollito y cuidándome. Y si Gregorio Pérez (DT de DS) me da la posibilidad, jugaría con él. Terminar jugando con mi hijo sería un sueño y me retiraría. Cerraría el ciclo de forma ideal”.

Entrenador: “Uno siempre sueña con llegar al cielo. Obvio que no vas a llegar, pero si te exigís en lo máximo las cosas llegan. Me gustaría poder dirigir la selección, Nacional, Botafogo, Rosario Central o San Lorenzo, equipos grandes que marcaron mi carrera”.

Más sobre este tema