Alerta en el Australian Open: más de 500 tenistas y trabajadores están aislados por un caso positivo de coronavirus

Varias estrellas del torneo están confinadas y fueron sometidas a pruebas PCR para evitar más contagios

Un caso positivo en el Australian Open ha provocado el aislamiento de más de 500 personas implicadas en el torneo (Foto: REUTERS)
Un caso positivo en el Australian Open ha provocado el aislamiento de más de 500 personas implicadas en el torneo (Foto: REUTERS)

Un caso positivo de coronavirus tiene en vilo a todo el Australian Open. Entre 500 y 600 personas, incluidas varias estrellas del mundo del tenis y personal acreditado en Melbourne para el primer Grand Slam del año, han quedado aisladas y fueron sometidas a un test PCR este miércoles para evitar un desastre sanitario.

Tras detectar que un trabajador de uno de los hoteles donde se alojan jugadores y organizadores del Abierto de Australia dio positivo al COVID-19, las autoridades del estado de Victoria decidieron aplicar esta medida para prevenir posibles contagios.

Daniel Andrews, primer ministro de esta localidad, explicó que no espera que este suceso repercuta en el desarrollo del certamen. “Podría tener un impacto mañana en los torneos previos que se están jugando, pero en este momento no veo impacto en el Australian Open propiamente dicho”, informó a la prensa.

Novak Djokovic, asomado al balcón de su habitación durante su cuarentena al llegar a Melbourne (Foto: REUTERS)
Novak Djokovic, asomado al balcón de su habitación durante su cuarentena al llegar a Melbourne (Foto: REUTERS)

Actualmente, se están jugando hasta seis torneos ATP y WTA en Melbourne Park para que los jugadores lleguen en plena forma a la disputa del Grand Slam después de sus 15 días en cuarentena. Más de 1.000 personas tuvieron que confinarse al llegar a territorio australiano. Las fuertes restricciones que aplicaron a quienes desembarcaron en el país han ayudado a mantener las condiciones sanitarias favorables para tener fanáticos en eventos deportivos.

Andrews confirmó además que el hombre que dio positivo trabajó por última vez en el Hotel Grand Hyatt en Melbourne el 29 de enero y que cualquier persona que haya estado ahí era considerada un contacto estrecho. Esto pone en riesgo a jugadores, entrenadores y funcionarios que han quedado en cuarentena a la espera de los resultados.

De todas formas, el mandatario dijo que el tenis no era la única cuestión en juego e intentó llevar tranquilidad a la población: “Los temas son mucho más amplios y se trata de salud pública y seguridad de todos. Este es un caso, no hay necesidad de que la gente entre en pánico”.

Es complicado. Hay que entender que este país no tiene casos de COVID-19, entonces con cualquier caso cierran todo. Son muy estrictos. Es cierto que parece que nos vayan poniendo obstáculos, pero mientras sea solo esto que todos nos hagamos un test, que espero que todos salgamos negativo, y volvamos a la normalidad que estamos teniendo por estas horas aquí... El hotel era donde más jugadores nos estábamos hospedando. Lo positivo es que ya tenemos la oficialidad de que solo va a ser un día”, le dijo el tenista español Pablo Andújar a la Cadena Ser.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: