“Monsieur Dakar” lo hizo de nuevo: Stéphane Peterhansel ganó su 14° título y firmó un récord en el Rally

El francés se coronó en Arabia Saudita y, 30 años después de su primer título, logró un hito histórico para la competencia: ganó en los tres continentes donde se celebró el certamen

No le alcanzan sus manos: Peterhansel disfruta su título número 14 (REUTERS/Hamad I Mohammed)
No le alcanzan sus manos: Peterhansel disfruta su título número 14 (REUTERS/Hamad I Mohammed)

En todos los deportes hay leyendas que competencia tras competencia siguen agrandando su legado. Como existe un Lionel Messi en el fútbol o un LeBron James en el básquet, por el lado de los motores el nombre de Stéphane Peterhansel sigue agigantando su vitrina en cada Rally Dakar que le toca participar. Nuevamente, en la edición 2021, fue el mejor de la prueba en categoría autos.

El piloto francés conquistó por decimocuarta vez el mítico certamen, seis veces en moto (1991, 1992, 1993, 1995, 1997 y 1998) y ocho en coche (2004, 2005, 2007, 2012, 2013, 2016, 2019 y 2021), justamente 30 años después de la primera ocasión. Además, logró un hito inédito que será muy difícil o imposible de igualar a futuro: ganó las tres eras del rally que fueron celebradas en América del Sur, África y Asia.

Apodado como ‘Monsieur Dakar’, salió campeón habiendo ganado una sola etapa del circuito (la novena) y desde aquel momento no se bajó del liderato hasta el final de la carrera. La regularidad y la constancia premió a Peterhansel que superó a clásicos contrincantes como el saudí Nasser Al-Attiyah o el español Carlos Sainz quienes ganaron varios días, pero acumularon muchos problemas que se reflejaron en el contador de tiempo.

El francés salió tercero en la última etapa pero fue suficiente por los 15 minutos de ventaja que tenía (EFE/EPA/Florent Gooden)
El francés salió tercero en la última etapa pero fue suficiente por los 15 minutos de ventaja que tenía (EFE/EPA/Florent Gooden)

Stéphane llegó a la etapa culmine con 15 minutos de ventaja sobre el piloto saudí y, en los 200 kilómetros finales que consistía el capítulo final, había que bordear el Mar Rojo con un interesante grado de dificultad. Sin ningún tipo de inconvenientes, el top 3 de la competencia en categoría autos llegaron a la meta prácticamente a la vez por el orden de salida de la etapa donde Sainz fue el ganador de la misma, pero el francés llegó tercero pero se lleva la corona del rally más difícil del mundo.

Feliz por haber logrado el objetivo, el multicampeón francés explicó por qué esta ocasión es especial a las demás. “Ganar una 14ª vez era importante, porque este año se cumplen 30 años de mi primera victoria en el Dakar en motos. Encima soy el único que ha ganado en los tres continentes”, señaló entre risas de felicidad Peterhansel. Y agregó: “La presión sigue siendo igual de fuerte. Cada carrera es igual de difícil de ganar y siempre hay que darlo todo, hay que dominarlo todo, hay que tener un buen coche, un buen equipo. Y, al final, el error es humano y aunque consigamos todo lo demás, es fácil cometer un error”, concluyó en charla con la organización.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: