Mike Tyson cerró 2020 con una alocada entrevista: comió “hongos mágicos” en vivo y contó cómo dilapidó USD 600 millones

El ex boxeador participó del podcast de Logan Paul, recordó que antes de los 12 años fue arrestado 40 veces y habló sobre el efecto que diversas drogas tuvieron en su cuerpo

Mike Tyson comió hongos en vivo durante una entrevista

Mike Tyson tuvo un gran año si se toma en cuenta que finalmente volvió a pelear a los 54 y superó por puntos a Roy Rones Jr. en un evento que fue seguido en todo el planeta y que permitió a muchos jóvenes verlo por primera vez con los guantes. El ex campeón de los pesos pesados estaba alejado de la actividad y hace algunos años comenzó un emprendimiento de cultivo de cannabis en California, donde el cultivo es legal, que le ha permitido vivir todo tipo de experiencias relacionadas con diversas drogas.

En esta ocasión fue el invitado especial del podcast del famoso youtuber Logan Paul y en apenas cinco minutos de entrevista, Iron Mike sorprendió a todos al comerse un puñado de “hongos mágicos”. El ex púgil comenzó la charla mientras disfrutaba de un cigarrillo de marihuana hasta que el conductor detectó que uno de sus asistentes tenía una bolsa de hongos, por lo que el diálogo se inclinó directamente sobre ese tema.

Al verlos, advirtieron que se trataba de cuatro gramos, una cantidad que ellos mismos indicaron como demasiado alta para alguien que no suele consumir ese tipo de estupefacientes. Al verlos, detectaron pedazos dorados con manchas azules y advirtieron que se trataba de unos hongos especiales. “Son mágicos”, explicó más adelante Tyson, quien tomó el puñado completo y lo llevó a su boca.

“La primera vez que escuché de estos hongos en Los Ángeles todos hablaban de que sabían a mierda”, recordó Logan Paul al explicar que suelen comerse dentro de un sándwich de mantequilla de maní o en algún batido, antes de ser interrumpido por Tyson: “Literalmente son mierda. Provienen de la mierda”.

El día que Mike Tyson probó el veneno de un sapo

Ante las risas de los presentes, el ex boxeador quiso explicar que él no le teme a este tipo de hongos y que los suele consumir a diario: “Es solo un hongo. Es de lo que estamos hechos. Cuando morimos nos convertimos en esto de nuevo”. Luego, durante el podcast remarcaron que pese a ser de origen natural en muchos estados está prohibido su venta, por lo que debían tener cuidado de no hacerlo en otras ciudades.

En la entrevista, recordó además cómo fue su experiencia con la Dimetiltriptamina (DMT), uno de los alucinógenos más potentes que se conocen. “Yo sentía que el sol se abría en dos y el aire venía hacia mí y entonces le dije a mi compañero ‘¿estás viendo esto?’. Y él: ‘¿Ver qué?’. ‘Deja de bromear conmigo, se que lo estoy sintiendo’. ‘Pero Mike no veo nada’. Y yo insistía, ‘Deja de jugar conmigo’. Pensé que me estaban haciendo una broma porque con los muchachos solemos jugarnos bromas entonces yo le decía ‘sé que tu también lo estás viendo’”, contó el ex campeón de los pesados que explicó que ese tipo de alucinación se extiende durante algunos minutos y puede durar hasta 20.

Tyson recordó además su experiencia al haber probado una sustancia llamada 5-MeO-DMT, que es producido en grandes cantidades por Bufo alvarius, una especie rara de sapo comúnmente conocida como el sapo del río Colorado o el sapo del desierto de Sonora. Ese episodio se remonta a enero de 2019 y según él le cambió la vida. “Es completamente diferente, tu cuerpo se queda aquí y tu alma se despega”, sostuvo y agregó: “Te hace sentirte Dios por un momento”.

Lo curioso fue que al hablar de boxeo y ser consultado por Iron Mike, contestó: “Ese hombre está muerto, hablemos de otra cosa”. Incluso sostuvo que quien se subió al ring para pelear ante Roy Jones Jr. es su “nuevo yo” y lo hizo para superarse a sí mismo: “Yo me drogaba con cocaína y me había dado por vencido en la vida, pero el cuando probé el sapo fue un boom. Me di cuenta que estaba muerto”. Fue así que su forma de pasar los días cambió por completo, logró bajar más de 30 kilos, volvió a entrenar y pudo regresar al combate.

A su vez, Tyson reconoció tener una personalidad de adicto, pero explicó que hoy en día la marihuana le ha permitido alejarse de otro tipo de adicciones como la cocaína, el alcohol y el sexo: “Esto es algo que me da buena energía, positiva. Yo necesito encontrar algo que llene la energía que tengo”. En ese sentido aseguró que el boxeo lo ayudó durante mucho tiempo a encauzar esa energía interna: “Yo quería que los boxeadores grandes me respeten, ese era mi objetivo”.

Esta era la mansión de Mike Tyson (Douglas Elliman Real Estate)
Esta era la mansión de Mike Tyson (Douglas Elliman Real Estate)

Al recordar su infancia mencionó que fue detenido por la policía en 40 oportunidades antes de cumplir 12 años: “Robaba casas, tiendas, carteras, me peleaba en la calle, hacía todas esas cosas”, Por eso aprovechó para agradecerle a su madre por nunca haberlo dejado de apoyar pese a que su personalidad era opuesta a la suya. “Ella era buena y humilde, yo soy arrogante, como mi padre”.

Además, el ex boxeador fue preguntado por lo que sucedió con su fortuna y le recordaron que supo tener cerca de 600 millones de dólares que dilapidó: “Me divertí mucho”, respondió entre risas, pero más gracia le produjo reconocer que ni siquiera sabía dónde quedaba la mansión de 50 millones de dólares en la que vivió durante gran parte de su vida. Paul Logan insistió parea obtener más detalles de cómo fue que perdió su dinero, pero el ex púgil de 54 años no quiso dar más información: “La gasté en cosas estúpidas. Lo bueno es que no pagaba impuestos”.

Tyson también mostró arrepentimiento por alguna de las cosas que hizo en su polémica carrera como profesional, puntualmente por haber ofendido a sus rivales. También señaló que algo negativo de ser famoso es el hecho de que no puede caminar tranquilo por una calle en Nueva York sin que nadie lo persiga: “A veces hasta yo me asusto, porque realmente me persiguen”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: