El increíble video de Mike Tyson después de fumar el veneno de un sapo: sus reacciones, qué sintió y por qué pidió probarlo una vez más

Todo sucedió en el primer podcast del ex boxeador estadounidense. En medio de una entrevista, decidió ir a experimentar la droga y volvió 30 minutos después para contar sus sensaciones.

Mike Tyson, después de fumar el veneno de un sapo

Hace algunos días se virilizaron unas declaraciones de Mike Tyson a la revista GQ, recordando el momento en el que probó el veneno de un sapo que, según él, le sirvió para limpiar su cuerpo y su mente y abandonar viejos malos hábitos como el alcohol y las drogas. El hecho ocurrió en enero de 2019, durante una entrevista en el Podcast Hotboxin, del cual hoy en día participa en todos los episodios, pero que en aquel momento era un invitado más.

El protagonista de aquel capítulo era el Dr. Gerry, quien se presentó para contar sobre un tratamiento que realiza con la ayuda de una sustancia llamada 5-MeO-DMT, que es producido en grandes cantidades por Bufo alvarius, una especie rara de sapo comúnmente conocida como el sapo del río Colorado o el sapo del desierto de Sonora, que se encuentra solamente en la frontera entre México y los Estados Unidos.

El médico, cuyo verdadero nombre es Gerardo Sandoval, contó que hace años que trabaja “ordeñando” a este animal, al cual no necesitan matar para obtener su veneno. Además, recalcó que la manera para consumirlo es fumándolo, no bebiéndolo ni inyectándolo, ya que esto podría causar graves problemas en el cuerpo humano, e insistió en que siempre hay que hacerlo en compañía de un profesional.

Gerry reveló que el efecto que provoca esta sustancia es “liberadora” para las personas y fue entonces cuando Tyson le dijo: “Quiero probarlo”. El especialista y el ex boxeador abandonaron el estudio, para regresar media hora después, luego de que el ex deportista se fumara el sapo.

Mike Tyson fue uno de los deportistas más destacados de la década del 90 (Reuters)
Mike Tyson fue uno de los deportistas más destacados de la década del 90 (Reuters)

“Puso a volar mi cabeza, me llevó a un lugar en el que nunca había estado antes”, relató Tyson ante la sorpresa de los presentes, mientras el médico asentía cada descripción que hacía el ex campeón mundial de los pesados. “Fue tenebroso, estaba asustado al principio”, confesó.

El Dr. Gerry explicó que en el comienzo, el estadounidense entró en pánico, algo que suele suceder: “El miedo más profundo que todos muestran es el de morir, el de realmente sufrir una muerte física, pero esta medicina provoca la muerte del ego. El ego puede sentirse realmente como una muerte física, entonces esa es la parte que asusta, pero una vez que los superas ‘boom’”.

Tyson negó que en algún momento disfrutara de esa experiencia: “Tenía los ojos clavados en tí”, le dijo al especialista, quien explicó que lo que ocurrió fue que se pudo liberar de todas las cargas que llevaba. Incluso, sus compañeros de estudio le aseguraron a Mike que se lo notaba más relajado tras la experiencia.

“Podía ver cosas que se movían a mi alrededor, de un lugar hacia el otro”, detalló, aunque siempre dentro de la habitación en donde se encontraba. “Quiero hacerlo de nuevo, ahora estaré preparado”, insistió, al remarcar que se asustó por qué no entendía qué sucedida. En las declaraciones que se viralizaron la semana pasada, reveló que probó el veneno en tres ocasiones y que solo en la primera sintió esa sensación de muerte.

Tyson lidera un proyecto de cannabis en California (IG: @tysonranchofficial)
Tyson lidera un proyecto de cannabis en California (IG: @tysonranchofficial)

Por aquel entonces, el ex púgil estaba entrando en una recaída de cocaína y alcohol. Pero tras aquella experiencia, nunca más volvió a caer en los viejos y malos hábitos. En las semanas anteriores a esa experiencia alucinógena, el norteamericano de 53 años había vuelto a visitar clubes nocturnos, según revelaron algunos de sus allegados y ya no parecía ser el hombre rehabilitado que había sabido ser: “Creo que estaba tomando cocaína cuando fumé el sapo. Solo era un desastre. Tenía un montón de jodidas chicas con las que tenía relaciones. Fue algo horrible, hombre. Estaba atrapado en un círculo vicioso y no podía parar. Incluso si quisiera, simplemente no podría parar. Estaba enfermo. No me importaba nada ... Digamos que veía a una chica, tenía relaciones sexuales. Entonces me sentía culpable. Por lo tanto quería consumir una línea de cocaína. Luego quería beber. Solo quería destruir mi vida, porque me estaba matando de culpa", contó el boxeador.

Tyson aseguró que después de esta experiencia, nunca más volvió a tomar en grandes cantidades ni a consumir cocaína o cualquier otra droga sintética, sino que solamente disfruta de su marihuana en California, donde es legal el consumo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Mike Tyson aseguró que su vida cambió desde que se fumó un sapo: “Es casi como si murieras y renacieras”


MAS NOTICIAS