El español Rafael Nadal es uno de los deportistas más conocidos en todo el mundo. El tenista, que se despidió del Abierto de Australia tras caer en cuartos de final contra Dominic Thiem, vivió un momento surrealista en la previa a su partido.

Podrá tener más de 8 millones de seguidores en Instagram, más de 15 en Twitter y ser mundialmente famoso, sin embargo, eso no es mérito suficiente para un hombre que se encarga de la seguridad en las instalaciones del Rod Laver Arena.

Las cámaras del recinto en donde se disputa el Abierto de Australia, captaron al mallorquín de 33 años dirigiéndose a una de las zonas exclusivas para jugadores y periodistas acreditados. Todo parecía normal hasta que llegó a la puerta, en donde se topó con un guardia.

Rafael Nadael cayó en cuatro sets ante Thiem (Foto: Reuters)
Rafael Nadael cayó en cuatro sets ante Thiem (Foto: Reuters)

¿No lo conocía o cumplió con su trabajo a rajatabla? El debate se abrió en las redes sociales después de que se viralizara el momento en el que el hombre de seguridad detuvo al tenista para pedirle la acreditación.

Rafael Nadal se paró en seco, le hizo un gesto con el que parecía decirle que tenía su credencial del lado de adentro y sonrió, sin poder creer lo que estaba sucediendo. Finalmente llegó otro guardia, habló con su compañero de trabajo y lo dejaron ingresar.

Del lado de afuera un fanático que presenció toda la secuencia también se convirtió en protagonista, ya que con un gesto sintetizó todo lo que pasó entre el tenista y el personal de seguridad.

Un caso similar ocurrió con Roger Federer, otro de los tenistas más conocidos del mundo. Él, sin embargo, debió esperar a que un colega le acercara la acreditación para mostrársela al guardia y así poder llegar a destino.

El español perdió en cuartos de final y ahora podría perder el 1 del mundo (Foto: Reuters)
El español perdió en cuartos de final y ahora podría perder el 1 del mundo (Foto: Reuters)

Rafael Nadal cayó ante Dominic Thiem en los cuartos de final del Abierto de Australia y el austríaco se sumó a los otros tenistas ya clasificados a la semifinal: Roger Federer (venció a Tennys Sandgren), Novak Djokovic (al superar a Milos Raonic) y Alexander Zverev (venciendo a Wawrinka).

El mallorquín consiguió superar las dudas mostradas en sus dos primeros duelos para cuajar un tenis de alto voltaje en sus dos últimas participaciones frente al español Pablo Carreño (27) y el australiano Nick Kyrgios (23), sin embargo se encontró con un Thiem en un gran nivel y lo sacó del torneo en cuatro sets. Ahora corre riesgo: si Djokovic retiene el título, será el nuevo número 1 del mundo a partir del próximo lunes.


MÁS SOBRE ESTE TEMA: