Vanessa Laine, esposa de Kobe Bryant, tuvo su primera acción pública desde la muerte de su esposo e hija, Gianna María (13), en un accidente de helicóptero. Según informa TMZ Sports, este miércoles la mujer de 37 años modificó la foto de perfil de su cuenta de Instagram (@vanessabryant) por una en la que aparecen “sus amores perdidos”.

Vanessa publicó una imagen de Kobe y Gigi y es la primera vez que reconoce públicamente la impactante pérdida indicó el sitio que dio la primicia del accidente fatal de la estrella de la NBA, una de sus hijas y otras siete personas, el pasado domingo en Calabasas, al norte de Los Ángeles.

La nueva foto de perfil de Vanessa Laine, esposa de Kobe Bryant
La nueva foto de perfil de Vanessa Laine, esposa de Kobe Bryant

En la foto, Kobe abraza a Gigi, mientras la pequeña que tenía 13 años en el momento del accidente coloca su brazo sobre el hombro de su papá, quien mira con amor. Esta imagen pertenece al Juego de Estrellas de la NBA disputado en 2016 en Toronto, lo que fue la última de las 18 apariciones en un All Star Game de Bryant.

Este conmovedor gesto fue el primer acto público de Vanessa, quien no se manifestó sobre el trágico accidente que se cobró la vida de su esposo y una de sus hijas.

Amigos cercanos a la pareja develaron a la revista People detalles de cómo pasan las horas posteriores al trágico accidente. Pese al dolor, “intenta ser fuerte” por sus otras hijas. “Es un momento extremadamente difícil y devastador para ella y toda la familia”, comenzó su relato una de las mejores amigas de la mujer que se casó con la leyenda de la NBA cuando tenía 18 años.

Así quedó el lugar del accidente de Kobe Bryant

Otra de las personas cercanas a la familia Bryant consultadas por el mencionado medio sostiene que Vanessa está “devastada”. "Apenas puede mantener la calma. Ella no puede terminar una oración sin llorar. Pero ella está trabajando muy duro para lograrlo por sus otras hijas. Ahora tiene que ser la fuerte ", esbozó.

Según la revista People, el ex basquetbolista y su esposa tenían el pacto de evitar viajar juntos en helicóptero para que, en caso de sufrir un accidente, sus hijas conservaran a uno de sus padres. La pareja que contrajo matrimonio en 2001 además tiene a las pequeñas Natalia Diamante (17), Bianka Bella (3) y Capri Kobe (7 meses).

Kobe Bryant y porqué empezó a usar helicópteros

Los últimos informes indicaron que el helicóptero Sikorsky S-76 Spirit que trasladaba a Kobe Bryant, su hija Gianna y a otras siete personas se estrelló sobre una ladera de la ciudad de Calabasas (California) a las 9:45 de la mañana del pasado domingo. Dos ciclistas de montaña que estaban cerca del lugar llegaron instantes más tarde y tomaron las primeras fotos de la escena a las 9:49, según replica el portal norteamericano TMZ.

Ya era tarde para intentar un tarea de rescate. Las imágenes de la trágica escena hablan por sí solas: una enorme bola de fuego cubría en ese momento al vehículo en su totalidad. Estas fotos son claves en la investigación ya que dan sustento la teoría de los investigadores del National Transportation Safety Board (NTSB) que indica que el avión estalló al chocar en la ladera y no había posibilidad de superviviencia, independientemente de los trabajos de rescate.

Dos ciclistas de montaña llegaron a la zona del accidente minutos después de la caída del helicóptero (Grosby Group)
Dos ciclistas de montaña llegaron a la zona del accidente minutos después de la caída del helicóptero (Grosby Group)

“De la niebla salió un helicóptero y se estrelló contra la ladera de la montaña a unos 60 metros de donde estábamos parados. Estábamos lo suficientemente cerca como para sentir el aire de las hélices. Había una gran bola de fuego”, aseguró el hombre al diario británico The Sun, aunque prefirió mantener su anonimato. “Una de las puertas del helicóptero aterrizó a unos 5 metros de distancia de nosotros. Las partes del helicóptero volaban por todas partes. Quedaba muy poco del helicóptero”, agregó siempre según el citado medio.

La reconstrucción de los investigadores a cargo de esclarecer el caso indica que la aeronave giró repentinamente hacia el sudoeste y perdió altura antes de caer. Los ciclistas, según relataron, corrieron a la zona del accidente con la idea de brindar ayuda, pero “obviamente” se dieron cuenta que era imposible salvar la vida de alguno de los tripulantes del vuelo. “No nos dimos cuenta de que Kobe Bryant estaba en el helicóptero hasta que regresamos al estacionamiento”, explicaron.

Una de las fotos más impactantes que muestra la ferocidad del fuego (Grosby Group)
Una de las fotos más impactantes que muestra la ferocidad del fuego (Grosby Group)

Los restos crearon un enorme cráter en la ladera. Los ciclistas también capturaron con su cámara la rápida intervención de los primeros agentes de seguridad que arribaron a la zona. A caballo y a bordo de vehículos todo terreno, los oficiales del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles llegaron al lugar para proteger la escena de curiosos e intrusos.

Un testigo que vio el accidente desde una zona más alejada reconoció que se sorprendió con la altura que tenía el Sikorsky S-76 Spirit. “Mis alarmas sonaron porque pensé que estaba volando terriblemente bajo", le dijo Scott Daehlin al medio Extra. Daehlin afirmó que tardó menos de un minuto en contactarse con el 911 para advertir de lo ocurrido y que instantes después arribaron las primeras fuerzas de seguridad al lugar.

A caballo y en vehículos, los primeros agentes arribaron al lugar (Grosby Group)
A caballo y en vehículos, los primeros agentes arribaron al lugar (Grosby Group)

Una miembro de la NTSB, Jennifer Homendy, reconoció que la “escena del accidente es devastadora” y que eso los obligará a continuar con la inspección del lugar durante varios días más. “Estaremos aquí unos cinco días en la escena para recoger las pruebas perecederas”, indicó.

La magnitud del accidente obligó a un minucioso operativo y recién 48 horas después de lo ocurrido los expertos lograron recuperar a los nueve cuerpos de los tripulantes del vuelo. Además de Kobe y Gigi, se encontraban Christina Mauser, entrenadora de básquet, y Alyssa Altobelli y Payton Chester, compañeras de equipo de la pequeña Gianna. Entre los ocupantes del helicóptero también se encontraban John y Keri Altobelli, padres de Alyssa, y Sarah Chester, madre de Payton. Por último, Ara Zobayan, de 50 años, fue el piloto que no pudo superar las duras condiciones climáticas. Era, además, esposo de Sarah y padre de Payton.

El legendario jugador de Los Ángeles Lakers, de 41 años, viajaba en su helicóptero privado desde el condado de Orange, donde vivía, hasta su academia deportiva Mamba en Thousand Oaks, donde su hija de 13 años iba a jugar un partido de baloncesto.

SEGUÍ LEYENDO: