Messi, con Sergi Roberto y Umtiti, en el ensayo de Barcelona. La sonrisa, todo un signo (Foto: FC Barcelona)
Messi, con Sergi Roberto y Umtiti, en el ensayo de Barcelona. La sonrisa, todo un signo (Foto: FC Barcelona)

Las imágenes hicieron sonreír a los aficionados de Barcelona y a los admiradores de Lionel Messi: el delantero, de 32 años, volvió a trabajar junto con sus compañeros, en una prueba inequívoca de que su recuperación por la lesión en el sóleo en la pierna derecha ingresó en la recta final.

El deseo de Ernesto Valverde, orientador del conjunto blaugrana, es contar con el capitán el próximo domingo frente al Betis en el Camp Nou: en el debut, contra el Athletic Bilbao, al Barça le faltó desequilibrio, mostró una imagen pobre y cayó sobre el final 1-0 por la brillante conquista de tijera de Aritz Aduriz.

Claro que quienes no están contentos con la posibilidad de tener que enfrentar a Messi son los fanáticos del Betis: de más está decir que para los sevillanos aumentan las posibilidades de un buen resultado sin el astro rosarino dentro del campo de juego.

Y el club, desde las redes sociales, se permitió aguijonear con la recuperación de Messi. Para ello, en la cuenta oficial de Twitter, embebió el mensaje del Barcelona en el que informó: "Messi vuelve a entrenar con el grupo" y le adosó su impronta. "No tengas prisa, Leo. No hace falta que fuerces", escribieron los béticos. Para darle el marco de broma, agregó un par de emojis, entre ellos, el de la cabra, en inglés, GOAT (o las siglas de "Greatest Of All Times"; el mejor de todos los tiempos).

La Pulga sufrió la lesión muscular en el primer entrenamiento tras reintegrarse a los trabajos de Barcelona postvacaciones, en las que compartió tiempo libre con su familia en Antigua y Barbuda e Ibiza. Tal vez con la intención de cambiar la suerte, Messi apareció en la práctica con un nuevo corte de cabello: optó por degradarse los costados y cortarse un poco la parte superior de la cabeza. El peinado es sencillamente el mismo, aunque un poco más corto. Lejos quedó aquella barba tupida y el cabello rubio que Messi lució en 2016, acaso el look más osado de su carrera.

En la temporada pasada, Messi finalizó la Liga de España (en la que Barcelona se consagró campeón) con 36 goles, posicionado como máximo anotador, 15 conquistas por encima de Karim Benzema. El domingo quiere comenzar con su rutina ante el Betis… A pesar del curioso pedido de su adversario de turno.

SEGUÍ LEYENDO: