Tuvo un momento en el que parecía que iba a llevarse el mundo, pero la parte mental comenzó a jugarle una mala pasada. Después de varias decepciones en los últimos torneos Naomi Osaka, que supo ser la número 1 del tenis mundial femenino con 21 años, hizo público su calvario.

En julio, la actual N°2 del ranking WTA cayó en primera ronda de Wimbledon ante Yulia putintseva, 37 escalones más abajo que ella, por 7-6 y 4-2. Un mes atrás, la nipona sólo llegó hasta la tercera ronda del Roland Garros en la que perdió ante Kateřina Siniaková, la número 42 de la lista por 6-4 y 6-2.

Dos cuartos de final en mayo y una semifinal en abril. El último título de Osaka fue el que consiguió en el Abierto de Australia en enero del 2019 al vencer a Petra Kvitova en la final: "No me he divertido desde Australia", aseguró.

El último título de Osaka fue en enero al conseguir el Abierto de Australia (Reuters)
El último título de Osaka fue en enero al conseguir el Abierto de Australia (Reuters)

"Me gustaría compartir con todos vosotros algunas cosas que siento antes de empezar la gira sobre pista dura", publicó la asiática en su cuenta de Twitter en la previa a su viaje a Canadá para su participación en el WTA Premier 5 Toronto 2019.

"Los últimos meses han sido realmente difíciles en cuanto a tenis para mí, pero afortunadamente estoy rodeada de gente a la que quiero, al igual que ellos a mí. Cuando las cosas van mal tiendo a culparme a mí misma de todo, pero han sabido enseñarme que tengo que confiar en ellos y no cargar yo sola con todo. Resulta difícil pensar que los peores meses de mi vida han estado marcados también por momentos muy buenos ya que he conocido gente nueva", se lamentó Naomi Osaka.

"No me he divertido jugando a tenis desde Australia y por fin he entendido esto, mientras estoy en proceso de volver a disfrutar de este deporte", reconoció la joven tenista de 21 años que, desde mediados del 2018 a principios del 2019, desplegó un tenis fantástico, el cual coronó venciendo a Serena Williams en el US. Open por 6-2, 6-4.

(AFP) Osaka no pudo ocultar sus lágrimas tras superar a Serena Williams en el US. Open
(AFP) Osaka no pudo ocultar sus lágrimas tras superar a Serena Williams en el US. Open

"Me he centrado demasiado en los resultados estos meses en lugar de aprender de cada cosa que me ocurría, dentro y fuera de la cancha, como he hecho siempre a lo largo de mi vida. Haber dispuesto de tiempo para poder pensar me ha hecho darme cuenta de muchas cosas, aprender de mis errores y crecer como persona muchísimo en el último año. Estoy muy emocionada con lo que puede deparar el futuro, tanto dentro como fuera de la pista", sentenció.

La nipona comenzará la gira sobre pista dura para intentar llegar de la mejor manera a Abierto de Estados Unidos, el cual se jugará desde el 26 de agosto hasta el 8 de septiembre y en donde será la encargada de defender el título en Nueva York.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: