Luis Suárez eligió a uno de los grandes futbolistas que pasó por la selección argentina como su ídolo en la niñez (Reuters)
Luis Suárez eligió a uno de los grandes futbolistas que pasó por la selección argentina como su ídolo en la niñez (Reuters)

Considerado como uno de los mejores atacantes del mundo, Luis Suárez se refirió a quiénes fueron los primeros jugadores que miró cuando dio sus primeros pasos en el fútbol de su país. Y el referente elegido por el punta de la selección uruguaya fue uno de los grandes números 9 que tuvo Argentina: Gabriel Batistuta.

"Yo admiraba cuando arranqué en la selección a Sebastián Abreu y a Diego Forlán. Los miraba, eran diferentes pero dos fenómenos. Pero ídolo-ídolo, el que miraba de chico, fue Gabriel Batistuta. Ese era nueve-nueve", contó Suárez en diálogo con Sport 890, una radio uruguaya.

El Batigol, como fue apodado Batistuta durante gran parte de su carrera deportiva, jugó durante 11 años en el seleccionado argentino. Tuvo presencia activa desde 1991, cuando tuvo su primera convocatoria de la mano de Alfio Basile, hasta el 2002, cuando se despidió después de jugar el Mundial de Corea-Japón con Marcelo Bielsa.

Con 54 goles en 77 partidos, segundo anotador histórico del seleccionado, el delantero que surgió de las divisiones inferiores de Newell´s, tiene el mejor promedio en la historia del conjunto albiceleste. En su paso por más de una década con la Selección, Batistuta se coronó campeón de la Copa América Chile 1991 y la de Ecuador 1993, el último torneo que ganó Argentina en mayores.

Gabriel Batistuta es el segundo máximo anotador en la historia de la Selección (Getty)
Gabriel Batistuta es el segundo máximo anotador en la historia de la Selección (Getty)

Además, Batistuta jugó tres Copas del Mundo. Hizo su estreno en el Mundial 94 de Estados Unidos donde terminó con tres goles, los mismos que consiguió en Francia 98 con Daniel Passarella en el banco de suplentes. En 2002 fue el autor del 1-0 ante Nigeria, el único triunfo argentino en tierra asiática.

Luis Suárez tomó un gran ejemplo en su niñez, y capturó movimientos parecidos a los del ex delantero de Boca y la Fiorentina, de Italia. Eso lo llevó a ser considerado por el Barcelona, con el que acaba de lograr un hito más en su carrera futbolística.

El pasado martes, en el empate 4-4 del conjunto culé en su visita a Villarreal, el punta se transformó en el delantero uruguayo que más goles anotó en la historia de la liga de España. Con el resultado 3-4, el 9 del Barcelona metió un zurdazo que derivó en el empate agónico para el equipo de Messi y compañía.

Esa conquista fue la número 129 para Suárez, la que le permitió superar a otros de sus ejemplos en los comienzos de su carrera, Diego Forlán. El atacante, elegido como mejor jugador del Mundial Sudáfrica 2010, marcó 128 goles defendiendo las camisetas del Villarreal y del Atlético de Madrid.

Desde su llegada al fútbol español en 2014, Suárez mantuvo un regularidad asombrosa: marcó al menos 15 goles por temporada desde que se vistió de blaugrana. Su temporada su con más tantos fue la 2015/16, en la que anotó 40 goles.

Desde su primera vez, aquel 20 de diciembre de 2014 en el triunfo 5-0 frente a Córdoba, el punta marcó su gol número 19 de la campaña (este sábado anotó el N° 20 frente al Atlético Madrid en el Camp Nou) ante el Submarino Amarillo, ubicándose en el quinto puesto de la clasificación por la Bota de Oro que lidera Lionel Messi con 33 tantos.

SEGUÍ LEYENDO: