Los dos pilotos que compitieron cabeza a cabeza por el mundial de Fórmula 1 de la pasada edición, Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, protagonizaron una gran batalla por la posición en el Gran Premio de Bahrein. El alemán no pudo defender su lugar y terminó dando un trompo en plena pista.

Pese al gran dominio que tuvo Ferrari a lo largo de la carrera, en donde tanto Vettel como Leclerc mantuvieron la primera fila, seguidos por los de Mercedes, la suerte cambió en la vuelta 38. A partir de ese momento el monegasco corrió sin la ayuda de su compañero.

El británico y el germano se enlazaron en un particular enfrentamiento, puesto que el hombre de Mercedes debió luchar con uñas y dientes para alcanzar al líder del circuito que era secundado por su compañero de equipo.

Vettel pudo cubrir muy bien la espalda de su colega en cada curva que intentó superarlo. Sin embargo, a falta de 19 vueltas para el final, el inglés pudo imponerse con una increíble maniobra por el exterior de la curva cuatro, haciéndole perder el control de su monoplaza al alemán, quien terminó perdiendo un alerón y varias posiciones en pista.

Sin la presencia del ex hombre de Red Bull, el británico se dispuso a ir por Leclerc, algo que consiguió en la vuelta 47, después de que el joven de 21 años avisara por radio que un posible fallo le estaría haciendo perder ritmo.

Mientras las cámaras mostraban a los mecánicos y directores del "Cavalino Rampante" tomándose las cabezas, Lewis Hamilton comenzaba a frotarse las manos. Desde ese momento fue el finlandés Valtteri Bottas el que cubrió la posición de Hamilton, que sólo disputó las últimas vueltas contra el monegasco.

La maniobra arruinó una carrera que Ferrari tenía prácticamente ganada. Ésta es la segunda victoria del equipo de Mercedes,después del triunfo de Valtteri Bottas en Australia.

El finlandés y el británico se repartieron puntos. A pesar de no conseguir el primer puesto, Bottas ocupó el segundo lugar en el podio, mientras que Leclerc se quedó con el tercero.

La escudería italiana volvió a perder a manos de Mercedes, a pesar de haber configurado un gran plan, aprovechando las posiciones ventajosas que sacaron el monegasco y el alemán en las clasificaciones previas.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: