Nadie de los presentes en el M&S Bank Arena de Liverpool podía creer lo que había sucedido dentro del ring. Los británicos David Price y Kash Ali se enfrentaron en un duelo que estaba pactado en 10 asaltos pero que terminó repentinamente en el quinto por un desagradable gesto antideportivo.

Desde el inicio la pelea se vio manchada en reiteradas oportunidades. Price, de 35 años, le advirtió al árbitro Mark Lyson sobre el comportamiento que estaba teniendo el que supo ser su compañero de sparring, a tal punto que recibió la quita de un punto por golpearlo en la nuca.

Pero fue en el quinto, en el que el juez terminó por descalificarlo. Tras irse abucheado y bajo una lluvia de residuos, la Junta de Control de Boxeo Británica (BBBC) investigará el episodio y podría suspenderlo.

El momento en el que Price recibe la mordedura Reuters/Lee Smith
El momento en el que Price recibe la mordedura Reuters/Lee Smith

La campana marcó el round número cinco. Ambos salieron desde sus esquinas y fue Price el que conectó un jab que dejó tocado a Ali. Para recuperar la compostura, el de Birmingham lo abrazó mientras que el de Liverpool intentaba zafarse para acabar el combate.

Fue en ese momento cuando ambos cayeron sobre la lona. Ali, que estaba arriba de él, aprovechó para morder a Price en la zona del abdomen mientras que éste no podía creer lo que estaba sucediendo.

La marca que dejó la mordida en el cuerpo de Price  Reuters/Lee Smith
La marca que dejó la mordida en el cuerpo de Price  Reuters/Lee Smith

Automáticamente el referí Mark Lyson lo levantó y lo descalificó de la pelea, dándosela por ganada al peleador local.

Las cámaras hicieron foco y se pudo ver la marca que le dejó en el cuerpo la mordida."Perdió la cabeza por completo", aseguró el ganador sobre su ex compañero de entrenamiento.

El boxeador de 27 años, que venía invicto con 15 victorias (7 K.O), se retiró del cuadrilátero bajo una lluvia de abucheos y basura. Los aficionados demostraron su disconformidad ante lo ocurrido y le arrojaron todo lo que tenían a la mano.

Tras conseguir la victoria, Price reconoció que su rival, "había hecho algunas cosas desde el principio y pensé que había perdido la cabeza por completo. Le hice daño en el cuerpo justo antes de la mordida final".

Por su parte, Kash Ali, que no cobró su parte de la bolsa, alcanzó a decir que quiere una revancha, a lo que el de Liverpool le respondió: "No quiero compartir el anillo con un animal así".

David Price festeja su triunfo Reuters/Lee Smith
David Price festeja su triunfo Reuters/Lee Smith

"Es una vergüenza lo que ha hecho (…) No se le debería permitir volver a un ring de boxeo nunca más. No se le debe pagar por la pelea; Que le den el dinero al boxeo de base y que ayuden a desarrollar el boxeo amateur (…) Morder a un hombre cuando está en el suelo … es una de las cosas más bajas", consideró el ex campeón mundial de peso crucero Tony Bellew, que se desempeña como comentarista de la cadena Sky Sports.

Tras la descalificación, la Junta de Control de Boxeo Británica tomará cartas en el asunto y revisará el combate, en el que Kash Ali podría enfrentar una prolongada prohibición dentro del deporte.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: INFOBAE DEPORTES