Aunque Russell Westbrook volvió a brillar en el Chesapeake Energy Arena, no pudo evitar la caída de los Oklahoma City Thunder ante Los Ángeles Lakers por 138 a 128. El base, en 43 minutos, aportó 26 unidades, 9 rebotes, 13 asistencias, 1 robo y 1 tapa.

Igualmente, en la antesala al duelo, la estrella de los Thunder protagonizó un tierno momento al compartir un rato junto a su hijo Noah. El pequeño intentó imitar los movimientos de su padre y luego jugó a encestar el balón.

Con este resultado, los de Oklahoma marchan en la tercera colocación en la Conferencia Oeste, con un registro de 26 victorias y 18 derrotas. Los Lakers, que aún aguardan por la vuelta de LeBron James, llegaron al octavo lugar (25-21).

En el mismo encuentro se produjo un insólito descuido. Michael Beasley cometió un fallo que al nivel de competitividad y concentración que exige la NBA no se debe producir. Estuvo a punto de saltar al campo de juego sin la vestimenta correspondiente.

Tras ser llamado por Luke Walton para ingresar, se dio cuenta de su error y debió correr rumbo al vestuario para cambiarse el pantalón.

Un fanático de los Sacramento Kings se volvió viral tras intentar consolar a Harry Giles con un vaso de cerveza en pleno encuentro ante los Charlotte Hornets.

Toronto Raptors, el segundo mejor equipo del Este, con un registro de 34-13, consiguió una agónica victoria ante los Phoenix Suns (los peores del Oeste) por 111 a 109 gracias a un buzzer beaters de Pascal Siakam.

El camerunés Pascal Siakam, a falta de escasos segundos, tomó el balón y encestó una bandeja sobre la marca de Mikal Bridges y DeAndre Ayton (elegido en el puesto número 1 del draft de 2008).

Los resultados de la jornada:

New York Knicks 100-101 Washington Wizards
Sacramento Kings 95-114 Charlotte Hornets
Philadelphia 76ers 120-96 Indiana Pacers
Phoenix Suns 109-111 Toronto Raptors
Chicago Bulls 105135 Denver Nuggets
Los Ángeles Lakers 138-128 Oklahoma City Thunder

SEGUÍ LEYENDO: