Un episodio insólito tomó protagonismo durante los segundos finales de la victoria de los Charlotte Hornets sobre los Detroit Pistons por 108-107 de a NBA.

Las imágenes de Michael Jordan, propietario del equipo vencedor, se volvieron virales después aleccionar a uno de sus jugadores tras cometer un error infantil.

Los dirigidos por James Borrego lograron el triunfo sobre la hora, pero el resultado bien podría haber sido adverso por una falta técnica. El escolta Jeremy Lamb convirtió el tiro ganador a tres décimas para el final del encuentro.

Fueron varios los jugadores del banquillo que creyeron que el partido había terminado tras su disparo y saltaron al campo para celebrar. El histórico jugador de la NBA, y dueño del equipo, sabía que aun no había acabado y las cámaras captaron el momento exacto en el que golpeó a Malik Mon, por partida doble, en forma de reto y advertencia por haber ingresado antes del final y no mirar el reloj.

Finalmente, los Hornets fueron sancionados con una falta técnica que le dio una posesión de 0.3′ a Pistons. El base Langston Galloway aprovechó el tiro libre y le puso presión a los locales al dejar el tablero en 107-108. Afortunadamente, para los de Charlotte, el tiempo no les alcanzó a los visitantes para revertir el marcador.

Michael Jordan continúa haciendo historia en la NBA
Michael Jordan continúa haciendo historia en la NBA

La victoria da a los Hornets un balance de 14-13 y se mantienen líderes de la División Sureste. Kemba Walker firmó 31 puntos en una serie de 8 de 25 en tiros de campo, de los cuales 4 de 11 fueron triples; además capturó 8 rebotes y repartió 9 asistencias.

Los Pistons (13-13) que, acumularon su sexta derrota seguida, tuvieron como líder a Blake Griffin, con 26 tantos y 10 rebotes. Además, el pívot titular Andre Drummond firmó un doble-doble, con 14 puntos y 13 rebotes.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: INFOBAE DEPORTES