La justicia alemana condenó hoy a 14 años de cárcel al autor del atentado contra el autobús del Borussia Dortmund, identificado como Sergej W. y de 28 años de edad, tras declararlo culpable de intento de asesinato en 28 casos. La sentencia es inferior a la petición de la fiscalía, que solicitaba cadena perpetua por el ataque, ocurrido en abril de 2017 y en el que resultó herido el jugador español Marc Bartra.

El atentado se produjo cuando el equipo se dirigía en su bus al estadio donde iba a jugar un partido de cuartos de final de la Champions League contra el AS Mónaco.

Sergej W. había puesto un bomba de fabricación casera al comienzo del recorrido del autobús, que hizo detonar desde la distancia, como el mismo confesó durante el proceso. El objetivo del autor era "causar el mayor daño posible", según las conclusiones de la Fiscalía, y tomó en consideración que podía causar muertos y heridos.

Así quedó el bus (Reuters)
Así quedó el bus (Reuters)

El propósito del autor del atentado aparentemente no tenía ninguna relación con el fútbol, sino que pretendía provocar una baja de las acciones de Borussia Dortmund en bolsa, que pensaba aprovechar para enriquecerse con una especulación bursátil.

El partido se jugó con un día retraso, lo que posteriormente generó una división entre la directiva del club y el entonces entrenador, Thomas Tuchel, que dejó el Dortmund al terminar la temporada.

Bartra tuvo que ser hospitalizado y luego estuvo un largo periodo de baja, mientras que algunos jugadores tuvieron que recibir asistencia psicológica.

Marc Bartra tuvo que ser hospitalizado por las heridas
Marc Bartra tuvo que ser hospitalizado por las heridas

Sergei W., de 28 años, nació en Rusia y llegó con su familia a Alemania en 2003, vivía en el suroeste del país, trabajaba como electricista y, según la fiscalía, ganaba 3.900 euros mensuales. Había invertido 44.300 euros apostando a una bajada en la cotización de las acciones del club, el único de la Bundesliga que cotiza en bolsa.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Con información de EFE