Manchester United logró una verdadera hazaña: perdía 1-0 ante Juventus en Turín luego de un gran gol de Cristiano Ronaldo, pero en apenas tres minutos dio vuelta el resultado y consiguió un triunfo vital para sus aspiraciones en la Champions League, donde se ubica como escolta de la Vecchia Signora en el Grupo H de la competencia. Sin embargo, a pesar de las emociones, el protagonista de la jornada no fue uno de los futbolistas…

Apenas finalizó el encuentro, José Mourinho, el cuestionado entrenador del Man U, le realizó una serie de gestos a los aficionados, poniéndose las manos junto a sus oídos, como indicando que no los escuchaba. En el camino al vestuario, varios jugadores rivales cuestionaron su actitud, entre ellos, Leonardo Bonucci, con el que mantuvo una discusión.

¿Por qué tamaña reacción del orientador? Lo explicó tras el encuentro, en una entrevista que le brindó a Sky Sports Italia. "Fui insultado durante los 90 minutos. Y yo vine a hacer mi trabajo, nada más", justificó su explosión.

"No ofendí a nadie. Sólo hice un gesto para que gritaran más fuerte. Probablemente no debí haberlo hecho, y con la mente fría seguramente no lo hubiera hecho. Pero estaban insultando a mi familia", concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: