Barcelona se mide ante el Inter este martes en un duelo clave por el Grupo B de la Champions League y los jugadores se preparan para afrontar el trascendental duelo que podría clasificar al equipo a la siguiente fase del certamen.

Este lunes, el plantel llegó a Milán y al descender del micro que lo trasladó del aeropuerto al hotel, Gerard Piqué protagonizó un insólito blooper. El defensor, concentrado en la música que salía de sus auriculares y con la cabeza gacha se golpeó con un espejo retrovisor.

El futbolista no salió herido ya que fue un golpe menor y por eso despertó la gracia de los usuarios en las redes sociales. "El cabezazo de Piqué fue mejor que el de Sergio Ramos", escribió uno al tiempo que otro insistió: "Ensayando los córners".

Como parte del plantel viajó Lionel Messi, quien a pesar de no contar con el alta médica por su rotura de radio derecho, fue incluido para enfrentar al elenco italiano en Milán.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: