El luchador estadounidense Eryk Anders dejó una impactante imagen en su última pelea ante el brasileño Thiago Santos en el UFC Fight Night 137 de San Pablo. Tras disputar tres rounds intensos, no pudo levantarse y perdió el combate por nocaut técnico.

Fue el enfrentamiento estelar de la noche, ambos protagonizaron un gran duelo que terminó de una forma inesperada después de la campana que anunciaba el fin del tercer asalto.

"Prepárate para una guerra", le advirtió un día antes el norteamericano a "Marreta", quien tenía al público de su lado en el Ginásio do Ibirapuera paulista.

Sin duda fue una gran batalla en la que "Ya Boy" intentó atacar al peleador local apoyándose en su peligroso gancho izquierdo y sus patadas. El brasileño, sin embargo, pudo controlar la mayoría de los contragolpes y aprovechó una posición favorable en un derribo para sentenciar el combate.

Estaban en el piso a 20 segundos del final del tercer asalto. Mientras Anders lo agarraba con los dos brazos por la cintura, Santos aprovechaba para llenar de codazos su cabeza hasta que sonó la campana.

El árbitro Marc Goddard los separó y el carioca se levantó sin problemas para dirigirse hacia su rincón, sin embargo, tras dos intentos fallidos, el estadounidense no pudo volver a ponerse de pie y quedó tendido en el medio del octágono.

Al darse cuenta que era incapaz de continuar, los jueces le dieron la victoria al experimentado luchador de 34 años, el cual consiguió su triunfo número 19 de 25 peleas disputadas a lo largo de su carrera.

El oriundo de Alabama, en tanto, protagonizó su segunda derrota en 13 presentaciones desde el 2015. La otra pelea perdida fue ante el mítico Lyoto Machida por decisión el 3 de febrero en el UFC Fight Night 125

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: