30 de agosto de 1998. El finlandés Mika Häkkinen lideraba el campeonato de pilotos de la Fórmula 1 con 77 puntos y se adueño de la pole position en el Gran Premio de Bélgica (fecha 13). Michael Schumacher era su principal competidor, ostentaba 69 unidades a falta de cuatro carreras para el desenlace.

El alemán había empezado cuarto en la grilla pero empezó a avanzar bajo la incesante lluvia del circuito de Spa-Francorchamps, que sufrió una gran cantidad de bajas.

Ese día no comenzaron los brasileños Rubens Barrichello y Ricardo Rosset, el finlandés Mika Salo y el francés Olivier Panis. Y por diferentes motivos se privaron de terminar la carrera el holandés Jos Verstappen, el japonés Toranosuke Takagi, el argentino Esteban Tuero, el inglés Johnny Herbert, el italiano Giancarlo Fischella, el austríaco Alexander Wurz, el canadiense Jacques Villeneuve, el irlandés Eddie Irvine y el líder Hakkinen.

Schumacher, dueño de la vuelta más rápida en poco más de 2′ 03" y de la primera posición, saboreaba su sexta victoria, que lo depositaba en lo más alto de la clasificación superando la línea de Hakkinen por dos puntos. Sin embargo, en una curva de la vuelta 25 sucedió lo inesperado.

El escocés David Coulthard, que en ese instante marchaba en el octavo lugar, iba a ser rezagado por Schumi. El spray de la pista le complicó la visión y la desaceleración del auto de adelante no le dio tiempo a maniobrar para esquivarlo. La rueda delantera derecha del alemán se estrelló con la parte trasera izquierda del vehículo del británico y voló.

Schumacher se dirigió directamente a los boxes y abandonó la carrera que vería ganador al inglés Damon Hill. Inmediatamente después de estacionar su coche, se quitó el casco y se dirigió directamente a la zona del escocés, que finalmente terminó séptimo ese día. "¡¿Estás tratando de matarme?!", lo increpó.

Su ira fue contenida aunque persistió durante dos semanas, cuando se quedó con el Gran Premio de Monza. Sin embargo, el cuarto lugar obtenido en Italia por Hakkinen lo mantuvo un punto por debajo en la tabla general del finlandés, que selló su título siendo primero en las últimas dos jornadas (Luxemburgo y Japón).

MÁS SOBRE ESTE TEMA