La última ronda de la qualy del US Open dejó una de las imágenes más tiernas del certamen. El francés Nicolás Mahut perdió su partido ante el español Tommy Robredo y no pudo ingresar al cuadro principal del certamen, pero recibió un premio aún más grande: el consuelo de su pequeño hijo en plena cancha.

En el duelo entre los dos experimentados tenistas -ambos tienen 36 años-, Robredo (193°) se quedó con el triunfo por 6-3, 2-6 y 6-3 ante Mahut (132°).

El francés se retiró apesadumbrado hacia su silla e, inmediatamente, el pequeño Natanel, de siete años, saltó a la cancha y corrió a abrazarlo. El semblante del jugador cambió completamente al recibir el amor de su hijo.

Mahutrecibe el abrazo de su hijo Natanel
Mahutrecibe el abrazo de su hijo Natanel

El gesto de Robredo también se destacó. Antes de retirarse de la cancha, fue hacia donde estaba su rival para saludarlo a él y al pequeño. En la primera ronda del último Grand Slam del año, el español tendrá una dura presentación el lunes ante el griego Stefanos Tsitsipas (15°).

No es la primera vez que Mahut recibe el cariño de su hijo en plena pista. Este año, el tenista salió campeón en la categoría de dobles masculino en Roland Garros, en pareja con su compatriota Pierre-Hugues Herbert. Una vez finalizado el encuentro, Natanel saludó a su padre en la silla e hizo unos pasos de baile que causaron los aplausos y las risas de los espectadores.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: