Este domingo el plantel del Real Madrid se paseó por la capital de España a bordo de un bus descapotable para celebrar la conquista de la 13° Champions League de la historia, la tercera de manera consecutiva. En el recorrido hubo tres paradas: el ayuntamiento de Madrid, la Real Casa de Correos y la catedral de Almudena. En cada uno de ellos, el presidente del club Florentino Pérez dio un discurso.

Mientras el máximo dirigente se dirigía a los aficionados, Cristiano Ronaldo realizó una serie de gestos que no pasaron desapercibidos por la prensa, sobre todo después de sus declaraciones tras la final ante el Liverpool.

"Fue muy bonito estar en el Real Madrid. En los próximos días daré mi respuesta a los aficionados", señaló el portugués tras el partido disputado en Kiev, y se especula con un posible cortocircuito con Pérez.

Los gestos de fastidio por el discurso del presidente fueron una constante en Ronaldo, quien en más de una oportunidad comenzó a aplaudir intentando que termine. Además, hubo saludos fríos entre ambos y el goleador evitó posar junto a él durante las fotos, según mostraron las cámaras del programa Jugones.

En España se especula con que la mala relación entre ambos ha crecido en los últimos tiempos y esto sería una de las razones que empujarían al máximo artillero de la historia del club a abandonar la institución a la que llegó en 2009 proveniente del Manchester United.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: