(AFP) El PSG cayó de visitante por 3-1 y está obligado a remontar en su cancha
(AFP) El PSG cayó de visitante por 3-1 y está obligado a remontar en su cancha

Después de caer por 3-1 en el partido de ida de los octavos de la Champions League ante el Real Madrid, el brasileño Dani Alves, quien fue silbado durante los 90 minutos habló en zona mixta con un evidente síntoma de malestar en sus declaraciones. 

Consultado por el planeamiento con el que Unai Emery afrontó el gran duelo en el Santiago Bernabéu, el ex lateral del Barcelona aclaró que: "Yo no hablo de las decisiones del entrenador. Cuando trabajamos para un club y para un entrenador, estamos para ayudar y respetar sus decisiones".

Por otro lado, se rindió ante el conjunto merengue, reconociendo que, "es histórico en esta competición" y remarcando que, "la prensa quiso vender cosas pero favoritos contra el Madrid en su casa… es un poco difícil".

El lateral brasileño se tomó unos minutos en zona mixta para hacer declaraciones
El lateral brasileño se tomó unos minutos en zona mixta para hacer declaraciones

Además de puntualizar la intermitencia del equipo como un factor clave que les hizo perder el partido, el brasileño afirmó que, "si queremos superar esa diferencia, tendremos que hacer un partido perfecto, a la altura de la Champions".

(AFP) Dani Alves culpó a la intermitencia del equipo como el factor de la derrota
(AFP) Dani Alves culpó a la intermitencia del equipo como el factor de la derrota

Finalmente Dani Alves aclaró: "Yo soy un ganador, esto no ha acabado, solo queda remar. La Champions League es dura y solo los duros sobreviven a esta competencia". 

El 6 de marzo el equipo de Zinedine Zidane se medirá ante el PSG en el Parque de los Príncipes. Hasta el momento el marcador señala un 3-1 a favor de los blancos y el conjunto parisino está obligado a convertir dos goles como mínimo y no recibir ninguno si quiere alcanzar los cuartos de final.

 

LEA MÁS: