(@Paul_Gascoigne8)
(@Paul_Gascoigne8)

En las décadas del 80′ y 90′, Paul Gascoigne se convirtió en una de las estrellas del fútbol europeo con recordados pasos por el Tottenham Hotspur, Lazio y Newcastle, entre otros equipos del Viejo Continente. Pero desde su retiro en 2005, sus problemas con el alcohol se agudizaron y las noticias sobre él sólo eran negativas.

Sus inconvenientes para dirigir su economía y sus problemas de alcoholismo lo llevaron a la ruina y comenzó a sumar episodios escandalosos. Desde mostrarse semidesnudo en la vía pública con botellas de alcohol hasta protagonizar una pelea en un hotel en la que terminó rodando por las escaleras.

Gascoigne junto a su familia (@Paul_Gascoigne8)
Gascoigne junto a su familia (@Paul_Gascoigne8)

Pero en en enero de 2017 su agente informó que comenzaría un tratamiento de rehabilitación. "Yo no soy creyente, pero los que lo sean, recen por él", había pedido Terry Baker, en ese entonces. Un año después, su vida cambió por completo.

(@Paul_Gascoigne8)
(@Paul_Gascoigne8)

A principios de año, Gascoigne se unió a las redes sociales desde donde muestra cómo vive ahora, lejos del alcohol y rodeado de su familia. Sus salidas son al cine con su hermana y a caminar al parque con sus sobrinos, según muestra.

(@Paul_Gascoigne8)
(@Paul_Gascoigne8)

Además, suele escribir frases inspiradoras como "resurjo cada vez que caigo" y "tomo decisiones y hago que sean la correcta", a las que acompaña con selfies sobre su rostro visiblemente mejorado.

(@Paul_Gascoigne8)
(@Paul_Gascoigne8)

LEA MÁS: