Adán en acción durante el último clásico sevillano (Getty Images)
Adán en acción durante el último clásico sevillano (Getty Images)

El Betis montó una fiesta en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán tras obtener una goleada histórica en el clásico sevillano: fue 5-3. La victoria no tenía precedentes y la celebración estuvo a la altura de las circunstancias, aunque el arquero Antonio Adán se pasó de tono.

Los futbolistas béticos se trasladaban en el autobus del club luego del encuentro a puro cántico, cuando uno de los compañeros de Adán lo grabó al grito de "mi novia es sevillista y es una puta más". Las imágenes se hicieron virales en las redes sociales y tomaron gran repercusión en la ciudad de Sevilla.

El portero exhibe varias imágenes junto a su mujer (@annmamore) en su cuenta de Instagram, aunque no está claro si se trató de un exabrupto en general o una broma fuera de lugar para ella. Por medio de su Twitter, pidió disculpas por su actitud.

LEA MÁS: