Dos pesos pesados cara a cara, sin grandes secretos, en un combate celebrado clandestinamente bajo reglas similares a las del boxeo, sin golpes bajos, por la espalda ni patadas y tomas. Aquel que aguantara más tiempo de pie se llevaría 60 mil libras (81 mil dólares).

La pelea se organizó de manera clandestina días antes de Navidad, y en los últimos días se hizo viral en las redes sociales. En total fueron 40 minutos de combate entre Joe "Pie Grande" Joyce y Patrick "Hulk" Nevin.

Bajo unas condiciones climáticas adversas, frío y llovizna, los dos gigantes soportaron bastante tiempo hasta que uno de ellos, ya con la sangre como protagonista de su rostro, se cansó y dijo basta. Así, "Pie Grande", quien lucía unos pantalones azules, se llevó el triunfo y los miles de dólares.

"Esta fue una pelea que comenzó a partir de una discusión en un bar", explicó Harper, uno de los que filmó la batalla, en diálogo con el Daily Mail. "Patrick Nevin pidió 12 meses de entrenamiento para esta pelea, esto es algo que no había sucedido antes. Joe finalmente aceptó y la pelea tuvo lugar 13 meses después de la discusión inicial", detalló.

Tras la pelea, ambos luchadores estrecharon sus manos y se felicitaron por la actuación, pero el ganador fue "Pie Grande", quien tras el triunfo aseguró que ahora llegaba la hora de emborracharse y de disfrutar.

La pelea completa:

LEA MÁS: