Una jugada que se produjo en la Tercera División de Alemania dio que hablar al mundo entero. No fue por una espléndida maniobra individual o por una espléndida jugada colectiva, sino por ser la acción más antideportiva del año.

El encuentro entre Jena y Meppen transcurría con total normalidad, hasta que a los 11 minutos del segundo tiempo todo cambió por completo. El conjunto local, que perdía 0-2, atacaba y una pelota dividida generó un choque entre dos jugadores, dejando un hombre del Jena lesionado.

Los futbolistas del equipo que iba ganando el cotejo frenaron su ataque para que atendieran a su contrincante, pero en ese instante pasó algo imprevisto. Julian Guenther-Schmidt, compañero del jugador lastimado, robó el balón, se dirigió al arco y marcó un gol.

Esta acción generó una fuerte discusión entre ambos planteles. Varios hombres del Meppen corrieron a recriminarle su accionar a Guenther-Schmidt, quien se hizo prácticamente el desentendido.

Su antideportivo accionar contribuyó para que el Jena lograse rescatar un empate 2 a 2 en su casa.

LEA MÁS EN INFOBAE DEPORTES