Anne Boyer, ganadora del Pulitzer: “La sociedad espera que seamos las mujeres las que cuidemos de los otros”

Infobae habló con la autora estadounidense sobre su libro “Desmorir: una reflexión sobre la enfermedad en el mundo capitalista”, el papel del arte y la poesía en la catarsis de procesos dolorosos


Anne Boyer, poeta y autora estadounidense invitada a la Feria Internacional del Libro de Bogotá 2022
Anne Boyer, poeta y autora estadounidense invitada a la Feria Internacional del Libro de Bogotá 2022

Anne Boyer (Topeka, Kansas,1973) es profesora de artes liberales en el Kansas City Art Institute y dedica gran parte de su trabajo académico a enseñar literatura, filosofía y escritura. Fue ganadora del Premio Pulitzer en 2020 en la categoría de no ficción por ‘Desmorir’, publicado en 2019 y editado al español en 2021, lo cual le dio una nueva plataforma de reconocimiento como escritora y, sobre todo, dirigió la atención de la comunidad literaria al reconocimiento de la literatura que se acerca a temáticas difíciles (o incómodas) de enfrentar, como la enfermedad, la salud mental, los procesos médicos en diagnósticos de enfermedades fatales y las nuevas dimensiones del concepto de cuidado, en un mundo cada vez más enfocado en la individualidad.

Boyer ha recibido, entre otros galardones, el Windham Campbell (2020); Cy Twombly de Poesía (2018), otorgado por la Fundación para las Artes Contemporáneas; Whiting (2018), en la categoría de no ficción y poesía, así como la beca de poesía Judith E. Wilson 2018-2019 de la Universidad de Cambridge. Su obra literaria está nutrida de títulos previos como ‘The Romance of Happy Workers’ (2008), ‘My Common Heart’ (2011), ‘Garments Against Women’ (2015) y ‘A Handbook of Disappointed Fate (2018)

Portada de 'The Undying: Pain, Vulnerability, Mortality, Medicine, Art, Time, Dreams, Data, Exhaustion, Cancer, and Care' (2019)
Portada de 'The Undying: Pain, Vulnerability, Mortality, Medicine, Art, Time, Dreams, Data, Exhaustion, Cancer, and Care' (2019)

“Desmorir” es una reflexión sobre la enfermedad en el mundo capitalista y las insidiosas formas en las que las condiciones económicas afectan el sistema de salud y, con ello, los imperativos que dentro de ese contexto padecen día a día, en particular, las enfermas de cáncer de seno.

Vivimos en una época en la cual la conciencia de autocuidado, la salud física o mental, versus la productividad se han puesto sobre la mesa ¿Estamos frente a la necesidad de reformular estilos de vida y mecanismos de producción?

— Sí, absolutamente, no tengo duda de ello, no creo que toda esta pandemia nos haya hecho mucho más conscientes de estos temas, del cuerpo humano, de su funcionamiento, de tener, digamos, una conciencia de cuidar a los que han estado enfermos, de la propia necesidad de estar cuidando nosotros también. Tenemos la oportunidad de cambiar el mundo en el que vivimos y necesitamos cambiar. De hecho, Marxismo ¿Tiene esto de El autocuidado? No la importancia, digamos, de repensar y no son los medios de producción, sino cómo nos acercamos a las personas que también cuidan a otras, cuidando de los niños, cuidando la comunidad. Digamos es algo que va mucho mas allá de la enfermedad.

¿Cómo ubica este libro, “Desmorir”, en medio de toda su producción literaria?

— Este libro es lo más público desde mi intimidad que he escrito, probablemente sea el único que haga de este estilo, me movió el deseo de llegar a personas que hubieran vivido este tipo de experiencias y también lo pensé para que llegara a un público totalmente distinto. Me preguntaba hasta dónde podía llegar este libro, sobre todo pensando en que soy una poeta que escribe cosas pequeñas y escribir un libro sobre el cáncer fue todo un un reto; por eso, también creo que este libro es tan especial entre todo lo que he hecho en mi carrera.

Portada de 'Desmorir: Una reflexión sobre la enfermedad en un mundo capitalista' (2021)
Portada de 'Desmorir: Una reflexión sobre la enfermedad en un mundo capitalista' (2021)

¿Esperaba esta respuesta a su trabajo literario en América Latina?

— Ha sido algo que me ha sorprendido mucho, me ha encantado ver, digamos, el ambiente con muchas personas después de la pandemia y sobre todo me ha gustado hablar con los lectores de mi obra. Han sido momentos en los que de verdad he sentido esa cercanía, el sentimiento sobre la importancia de las emociones alrededor de mi libro y mi obra.

¿Por qué dedicar un libro a toda esta reflexión sobre la salud y sobre la enfermedad?

— La primera razón es que tenía mucha rabia y la segunda, que estaba muy agradecida. Tenía que mostrarle esta rabia al mundo y también todo este agradecimiento que tuve y que tengo, también por lo que pasó, entonces hablo de una mezcla de estas dos fuerzas que fue en realidad lo que me llevó a hacer este libro.

¿Cree que el peso de la enfermedad recae especialmente sobre las mujeres?

— Todo es más pesado para las mujeres, porque además, toda la sociedad espera que seamos nosotras las mujeres las que cuidemos de los otros, somos las que tenemos que estar pendientes de los hijos de los padres, entonces esto también hace que sea mucho más complejo que una mujer tenga una enfermedad, cuando somos nosotras las que necesitamos el cuidado, eso rompe algo, rompe como el propio equilibrio de nuestro entorno, del mundo, cuando somos nosotras las que tenemos enfermedad salen a la luz un montón de desigualdades.

En cuanto a quién es el que tiene que cuidar a los otros, y aquí es donde también se hace evidente ese peso y esa ideología que viene detrás del capitalismo, que sobre todo ataca a los que están más débiles y digamos, se hacen muchísimo más evidentes todas estas diferencias para una u otra persona, creo que es necesaria la reflexión sobre temas como la enfermedad, el sufrimiento y su influencia sobre nosotros. Porque es lo que tenemos en común todas las personas, tenemos un cuerpo nos da, todos sufrimos, hace que sea necesario ver esa experiencia en común que todos podemos llegar a tener.

'Non Morire', edición de 'Desmorir' traducida al italiano
'Non Morire', edición de 'Desmorir' traducida al italiano

Usted es poetisa, hace algunas menciones especiales sobre el arte en su obra y la poesía implica otra forma de ver la vida ¿Esto le ha ayudado como un mecanismo para tramitar emocionalmente todo este proceso?

— Definitivamente me ha ayudado a entender esto de una forma mucho más compleja, no es que el arte lo haya hecho más fácil, hizo que viera todo lo que me estaba pasando de una manera mucho más real, sin el arte es muy difícil imaginarse qué es el sufrimiento.

¿Cuál es su expectativa con este libro? ¿Qué efecto cree que pueda tener en en personas que estén pasando por situaciones parecidas?

— Creo que todas las experiencias son distintas, pero cuando estuve enferma fue muy difícil para mí encontrar material sobre estas temáticas que pudieran hablarme, espero que puedan verse reflejados de alguna manera y que encuentren apoyo para asumir su proceso con otras herramientas.

TE PUEDE INTERESAR