Nadia Murad
Nadia Murad

"Este libro ha sido escrito para todos los yazidíes", dice en sus primeras páginas Yo seré la última. Historia de mi cautiverio y mi lucha contra el Estado Islámico, de Nadia Murad. Tras algunos mapas y un breve pero conmovedor prólogo a cargo de su abogada, Amal Clooney —"no es solo mi clienta, es mi amiga"—, la narración adentra al lector en las afueras de Kocho, en Irak, en la pequeña aldea yazidí  establecida por agricultores y pastores nómadas donde Murad nació en 1993. Una aldea que de repente, en el verano de 2014, fue víctima de una masacre.

Secuestrada, torturada, violada, Nadia Murad logró sobrevivir a ese infierno. Sobrevivir para contarlo. En un breve e intenso diálogo con Infobae Cultura, se refirió a una problemática que parece no encontrar respuestas más que privaciones de libertad y muertes. Y si todo pasa por el lenguaje y las cosas existen cuando son nombradas, ¿qué mejor que mostrar esa incómoda y dura verdad nombrándola de forma detallada, específica, un millón de veces? Yo seré la última (Plaza & Janés) es abonar al fin del silencio.

Portada de “Yo seré la última”, de Nadia Murad
Portada de “Yo seré la última”, de Nadia Murad

"Cuando me puse a escribir, a contar todo esto —relata Murad, hoy embajadora de la ONU—, no tenía miedo porque no sabía que iba a ser tan difícil, pero mientras trabajábamos en la historia me di cuenta de que era mucho más difícil de lo que pensaba. Mi idea de escribir este libro fue hacer un documento que pueda permanecer como testimonio de lo que nos sucedió a mí y a mi comunidad. También creo que una vez que el libro salga en todos estos países en diferentes idiomas, no tendré que repetir mi historia una y otra vez."

Una de las preguntas obligadas tienen que ver sobre el lugar que ocupa el ISIS. ¿Por qué aún hoy, cuando se han comprobado tantas barbaridades cometidas por Estado Islámico, el mundo no toma conciencia completamente de su peligrosidad? "Tal vez —responde— porque cada región o país está ocupado por diferentes conflictos, pero nuestro deber es hacer saber a los demás cuán peligrosa es esta ideología. Ahora el ISIS está siendo derrotado en muchos lugares pero eso no significa que su ideología esté siendo derrotada también".

"Hay miles de sobrevivientes que permanecen en los campamentos de desplazados internos en Irak, no pueden encontrar el refugio y los servicios médicos que necesitan. Hace apenas dos días una joven sobrevivente falleció en un hospital de Irak. Su nombre era Shahad, tenía solo 17 años y su familia la había recuperado del ISIS hace solo unas semanas. Murió porque fue violada y torturada en cautiverio desde 2014. Debería haber más atención para ayudar a los sobrevivientes y no solo que se escriba sobre sus historias", relata.

El líder del gobierno regional Baden-Württemberg, Winfried Kretschmann, Nadia Murad y la abogada Amal Clooney, durante su encuentro en el Ministerio estatal de Stuttgart, Alemania (EFE)
El líder del gobierno regional Baden-Württemberg, Winfried Kretschmann, Nadia Murad y la abogada Amal Clooney, durante su encuentro en el Ministerio estatal de Stuttgart, Alemania (EFE)

Un fragmento del libro dice: "Ahora sé que nací en el corazón de los crímenes cometidos contra mí". y es imposible no admirar su fortaleza al haber podido convertir su dolor en ​​lucha. "Todos los días escucho historias desgarradoras sobre mi comunidad. He sufrido, pero no soy la única. Shahad es un ejemplo de lo que este genocidio le hizo a mi gente y esto es algo está en curso, no ha terminado en absoluto", cuenta.

La política que lleva adelante Alemania con respecto a esta problemática ha dado buenos frutos, pero claramente con ello solo no alcanza. Tampoco con relativizar el conflicto armado y buscar un equilibrio que se muestra más indiferente que preocupado. Nadia Murad ha optado por dejar el lugar pasivo de la víctima para cambiar esta triste realidad que viven miles de familias. El título del libro, Yo seré la última, es utópico pero también esperanzador. Algún día —es necesario vislumbrar ese día— todos los prisioneros de Estado Islámico serán liberados.

Nadia Murad (captura de pantalla un.org)
Nadia Murad (captura de pantalla un.org)

"En los últimos años, mi primera y principal pregunta a los líderes y funcionarios que he conocido es para ayudar a liberar a los aún que permanecen en cautiverio, porque después de más de tres años todavía hay cientos de yazidíes que permanecen en cautiverio y sufren todos los días", asegura la autora. Por ellos, el desafío es seguir adelante. Hasta que todos sean libres.

 

______

LEA MÁS

______

Vea más notas en Cultura