Tratan de salvar de la liquidación a EPS con cerca de 500.000 afiliados con tutelas y demandas

Convida ya estaba sujeta a vigilancia especial, pero la situación no cambio y esto llevó a la Superintendencia de Salud a orden su liquidación.

Liquidación de EPS Convida | FOTO: Colprensa
Liquidación de EPS Convida | FOTO: Colprensa

La EPS Convida, que tiene cerca de 500.000 usuarios en los 116 municipios de Cundinamarca ha venido desde años atrás con alertas sobre su manejo, lo que llevó a que estuviera bajo la vigilancia especial, pero su situación no cambio, lo que llevó a la Superintendencia de Salud a ordenar su liquidación.

Uno de los argumentos de la SuperSalud que llevó a la liquidación es que esta EPS estaba poniendo en peligro la atención de 478.399, quienes son del régimen subsidiado, por lo cual fueron entregados a otras Entidades Promotoras de Salud a través del Ministerio de Salud.

Sobre esta situación el superSalud, Ulahi Beltrán, señaló que la situación a la que llegó Convida “es un ejemplo más de cómo se ha desvirtuado el rol de protección de la salud por parte de estas entidades que manejan los recursos públicos, colocando en grave riesgo la salud y vida de los ciudadanos, quienes son los verdaderos dueños del sistema”.

Sobre la liquidación de Convida, el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, rechazó el anunció de la SuperSalud y avisó que tratará de revertir la decisión que podría llegar afectar la prestación del 116 municipios y en especial 35 que en los que solo esta EPS hace presencia con la prestación de servicios.

García señaló sobre este tema a El Tiempo (ET) que ”esa decisión no se ajusta a la realidad y a las cifras que hoy tiene Convida. Este año la hemos venido capitalizando en 40.000 millones de pesos y adicionalmente iba a terminar sin dar pérdida, después de muchos años. Es evidente que hemos mejorado muchísimo y fortalecer el sector público no puede comenzar por acabar las EPS públicas, no permitamos que se cierre Convida”

A esto se suma las recusaciones presentadas la semana pasada en contra Carlina Corcho, minSalud, y el superentenderte, la decisión sobre la liquidación de la EPS quedó en manos del presidente de Colombia, Gustavo Petro.

Y adicional hay cerca 170 tutelas por parte de trabajadores de la EPS Convida y centros asistenciales y usuarios, señalando que hay una “violación de derechos fundamentales a la vida, a la salud y al trabajo, incluso”.

Las denuncias directamente a la EPS Convida en el primer semestre fueron de 5.850 en el departamento de Cundinamarca que tiene que ver con falta de medicamentos, citas con especialistas y demoras en la entrega de fármacos durante el 2022, lo que significa un aumento del 192% si se le compara con el mismo periodo del año pasado (2021).

”Convida es la que mayor número de quejas y reclamos tiene y eso es porque es la que mayor presencia tiene en todo el departamento, es la única en 35 municipios, muchos de ellos son los más alejados. Al ser 100 por ciento pública exigimos que nuestra EPS haga presencia en la totalidad del territorio (...) es muy fácil decidir a dónde no van, y además no van a los sitios rurales porque prefieren concentrar su atención en la Sabana y Soacha, o en algunas cabeceras de provincia”, señaló el gobernador Nicolás García a ET.

Según secretario Jurídico de la Gobernación de Cundinamarca, Freddy Orjuela, la demanda tiene tres componentes primero es una falsa motivación porque la liquidación ordenada por la SuperSalud se hizo con base en información de la EPS del 2021, la otra es que en agosto la misma entidad ordenó la capitalización de la Convida con 40.000 millones de pesos (que ya fueron girados $30.000 millones) para seguir funcionando, pero un mes después se ordenó terminar con esta entidad prestadora de salud y por último es que no hay igualdad de tratamiento con otras EPS que tienen la misma situación económica.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR