“El capricho de Duque nos tiene consternados”, aseguró la coordinadora de la posesión de Gustavo Petro

El ahora expresidente Iván Duque se negó a dejar que la espada de Bolívar saliera del Palacio de Nariño para que estuviera en el acto de posesión de Gustavo Petro; aún así, el nuevo mandatario, en lo que fue su primer acto de gobierno, ordenó que el arma fuera llevada a la plaza de Bolívar

El expresidente se negó a dejar que la espada de Bolívar estuviera presente en el acto de posesión de Gustavo Petro, este 7 de agosto de 2022, sin embargo, el líder de izquierda, una vez asumido su cargo, ordenó la presencia del objeto en la plaza de Bolívar.
El expresidente se negó a dejar que la espada de Bolívar estuviera presente en el acto de posesión de Gustavo Petro, este 7 de agosto de 2022, sin embargo, el líder de izquierda, una vez asumido su cargo, ordenó la presencia del objeto en la plaza de Bolívar.

Uno de los episodios más polémicos en la posesión del presidente Gustavo Petro fue, sin duda, la negativa del expresidente Iván Duque para que la espada de Bolívar estuviera presente en el acto de investidura del líder de izquierda.

Según el círculo del ahora exmandatario, la decisión se tomó por razones de seguridad, pero en el entorno del presidente Petro aseguran que ya tenían todos los avales para que el objeto fuera transportado desde la Casa de Nariño hasta la Plaza de Bolívar sin ningún inconveniente.

El equipo que coordinaba la posesión presidencial confirmó que a las 7:00 p.m. del sábado, la administración Duque ya había informado que no se permitiría el traslado de la espada, que Gustavo Petro quería portar durante la ceremonia de transmisión de mando, en representación del cambio y la lucha contra la pobreza y la desigualdad y como un homenaje al movimiento 19 de abril, M-19.

Según Marisol Rojas, coordinadora del acto, el equipo de Petro habría pagado un seguro, que cubría con una cantidad cercana a los mil millones de pesos por cualquier daño a la espada, que entraba en vigencia desde las 00:00 del domingo 7 de agosto hasta las 00:00 del día siguiente. Por 24 horas, la espada estaría protegida contra todo daño material por terrorismo, incendio, rayo, explosión, daños por agua y anegación. Además de todo tipo de fenómeno natural, como huracanes, terremotos y desastres por volcanes.

Además, señaló que desde hace tres semanas se venían realizando todas las gestiones para que se autorizara el traslado del emblemático objeto, que saldría de la Casa de Nariño hasta el Palacio de San Carlos, allí entraría en custodia de la seguridad de la Cancillería de Colombia. Luego emprendería el viaje hasta la Plaza de Bolívar, y en este punto, estaría en manos de la Alcaldía Mayor de Bogotá y la Presidencia de la República.

Durante todo el recorrido, la espada de Simón Bolívar estaría bajo el resguardo de las Fuerzas de Seguridad y expertos en conservación y restauración del Ministerio de Cultura.

El equipo de Petro recalca que todas las medidas estaban garantizadas y que el hecho se debió a un acto de “mala fe”. En entrevista con Blu Radio, Rojas dijo que estaban consternados con el capricho del expresidente Duque y lamentó que por ello la espada no estuviera presente desde el inicio del acto.

Lo esperado por todos llegó en el momento en que Petro fue posesionado. Su primera orden fue que trajeran a la Plaza de Bolívar la espada, y no continuó con el acto hasta que estuviera presente. La ceremonia estuvo suspendida por alrededor de 10 minutos.

Al momento de su arribo, el mandatario dijo que el objeto “es la espada del pueblo y por eso la queríamos aquí, en este momento y en este lugar”.

El episodio tuvo una fuerte carga simbólica, pues para nadie es un secreto que la espada y Petro tienen una relación que se remonta a su tiempo como miembro del M-19. El robo del objeto por parte de esta guerrilla en 1974 impulsó al actual presidente a sumarse al grupo de izquierda. De aquello ya pasaron 48 años.

Finalmente, Gustavo Petro dio su discurso con la espada a su costado y al finalizar el acto se dirigió, junto a ella, a la Casa de Nariño, en donde tomó el lugar de Iván Duque, quien salió del sitio acompañado de todo su gabinete.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR