La prostitución en Medellín se conoce ahora como el “burdel a cielo abierto”

Pasó de las calles, al servicio de acompañantes ofrecido por catálogo

PROSTITUCIÓN Foto: Colprensa / El Colombiano
PROSTITUCIÓN Foto: Colprensa / El Colombiano

Después de Bogotá, Medellín es la segunda ciudad del país más codiciada por las trabajadoras sexuales. La prostitución, en especial la de menores de edad, ha desatado varios escándalos y críticas en Colombia. Durante el último tiempo va en aumento en la capital de Antioquia ¿cuáles son las principales razones?

Han sido varios los factores que han incidido en esta situación, como el desempleo (aumentó con la pandemia), la pobreza estructural del país, la falta de políticas públicas y la migración venezolana. Razones por las cuales en el Parque Lleras, en El Poblado, se ha proliferado la explotación de mujeres y niñas.

Usualmente se conocen cifras de todo tipo, sin embargo, sorprendentemente no se sabe cuántas mujeres ejercen la prostitución en Medellín y se desconoce si existen redes criminales de trata de personas.

De acuerdo con las estadísticas de la Policía Nacional, en lo que va corrido de 2022 se han interpuesto 117 denuncias por delitos relacionados con explotación sexual comercial de personas, 106 victimizando a menores de edad y 10 víctimas adultas. De este total, el 76 % de las alertas emitidas vincularon a las mujeres. Entre los operativos policiales, seis hombres han sido capturados por este delito.

Según el medio local El Colombiano, hace más de veinte años la prostitución cambió en Medellín: pasó de las calles al servicio de acompañantes ofrecido por catálogo. En barrios como El Poblado o Laureles existe una especie de sueño pervertido en el que una mujer elegida entre muchas, como si fuera un perfume de revista, esperaba a un hombre que pagaba muy bien por sexo de primera calidad.

Como dijo la escritora Carolina Sanín días, Medellín se convirtió en un burdel a cielo abierto. Decenas de mujeres caminan a cualquier hora por la calle 10 o el Parque Lleras en la búsqueda de un cliente, en un lado de la acera están las colombianas y al otro las venezolanas.

Luis Fernando Quijano, director de Corpades (Corporación para la Paz y el Desarrollo Social) explica que este sector es controlado por los grupos Convivir (mafias ilegales). “La comuna 14, El Poblado, es un lugar muy complejo de Medellín, que se jacta de estar entre los más seguros de la ciudad”, señaló Quijano. Entre 20-25 hombres y mujeres controlan el tráfico de drogas, la explotación sexual de menores y de mujeres mayoritariamente. Asimismo tienen un sistema de extorsión llamado “vacuna”, porque quien lo paga supuestamente queda inmune a ataques criminales.

Por su parte, el alcalde Daniel Quintero, para frenar la trata de personas fijó una recompensa de 100 millones de pesos por información que ayude a identificar y judicializar a los delincuentes que están promoviendo los delitos contra los niños, niñas y adolescente en Medellín. Además decretó toque de queda nocturno para esta población en las zonas rosas en las que se tienen registradas amenazas de explotación, una medida que estará activa hasta el 31 de diciembre de este año.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR