Dos uniformados y una joven herida tras asonada de estudiantes contra la Policía en Ciudad Bolívar, sur de Bogotá

Dos patrullas, dos motos de Policía, varias casas y las clases de un colegio distrital al sur de la capital se vieron afectadas por un fuerte enfrentamiento

Enfrentamiento Policía con estudiantes en Ciudad Bolívar
Enfrentamiento Policía con estudiantes en Ciudad Bolívar

Una asonada contra la Policía en Ciudad Bolívar protagonizaron varios estudiantes del colegio público San Francisco luego de que capturaran a un presunto vándalo. En los alrededores de la institución educativa hay malestar por parte de los propietarios de las viviendas vecinas, mientras que los jóvenes denuncian haber sido agredidos por los uniformados.

De acuerdo con la Policía, el cuadrante del barrio fue requerido por la comunidad, debido a que un grupo de estudiantes y jóvenes habían atacado con piedras las ventanas de unas viviendas y habían afectado a varias de ellas por lo que pidieron auxilio a las autoridades.

“En jurisdicción del CAI Candelaria hay un motivo de Policía donde se atiende un daño en bien ajeno por llamado de nuestros ciudadanos. Es allí donde es aprehendido un menor de edad por esta razón y es conducido”, afirmó el coronel Frank Buitrago, comandante estación de policía de Ciudad Bolívar.

Pero en ese momento, un grupo de menores de edad del colegio San Francisco llega hasta el lugar para impedir la captura del joven y atacan, según la Policía, a las unidades. Agredieron a dos uniformados, causaron daños en las patrullas de la institución, y siguieron atacando las viviendas vecinas. En ese enfrentamiento, fueron capturados cuatro menores más y un mayor de edad.

Según el coronel Buitrago, fueron más de 200 estudiantes los que participaron en una asonada, que llegó hasta el CAI San Francisco, donde se desató la pelea con los uniformados. Dos uniformados resultaron afectados y tres motocicletas quedaron dañadas.

Algunos vecinos de la institución educativa aseguran que la situación es recurrente. Según dijeron algunos testigos al noticiero City Noticias, desde Semana Santa se ha presentado varios episodios en que los jóvenes lanzan piedras para romper las ventanas de las casas vecinas.

“El día de hoy unos chicos del colegio empezaron a coger a piedra mi casa. En el momento que salimos a cogerlos, solo pudimos capturar a uno en compañía de la Policía en la cual los llevamos al colegio, hablamos con la coordinadora. El hermano mayor llegó y sin mediar palabra empezó a golpear a los policías, los empezó a insultar”, relató la mujer afectada a ese noticiero.

Fue allí cuando inició la pelea con los policías y los jóvenes, en la que según los testigos utilizaron palos y piedras. Sin embargo, otros padres aseguran que se presentaron situaciones en que los jóvenes fueron golpeados por los uniformados, aún siendo menores de edad.

La Secretaría de Educación del Distrito rechazó los hechos que llevaron a cancelar las clases en la institución en la mañana de este jueves 26 de mayo. Tan pronto conocieron los hechos, desde la entidad se solicitó acompañamiento del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, así como hizo presencia la Dirección Local de Educación y Derechos Humanos de Ciudad Bolívar.

Se activó el protocolo de Entornos Educativos Protectores y Confiables y se solicitó la presencia de miembros de la Secretaría de Seguridad y de Gobierno. Así mismo, el colegio contó con un dispositivo de Policía en la mañana de este jueves.

De igual manera se brinda apoyo en la mesa de trabajo con estudiantes y docentes al interior del colegio y se hace la verificación del estado de salud de la persona herida, en coordinación con la Secretaría de Salud”, debido a que una joven habría resultado lesionada tras los hechos.

El rector de Colegio San Francisco se reunió con estudiantes en una mesa de diálogo, mientras los padres esperan conocer cómo se retomará la situación. Mientras que la secretaria de Educación, Edna Bonilla Sebá, estará al tanto de las acciones que se implementen y los protocolos para evitar que la violencia aumente en los entornos de la institución.

“Rechazamos cualquier acto de violencia. Los niños, las niñas, la juventud y las instituciones educativas y sus entornos, se deben proteger”, señaló la secretaria Bonilla Sebá. La Alcaldía Mayor de Bogotá y la Secretaría de Educación también manifestaron su rechazo “a toda acción violenta y al abuso policial y garantizan que se adelantará el proceso investigativo y sancionatorio que corresponda en este caso”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR