Daniel Quintero: padres de familia del colegio de sus hijas envían carta estigmatizante

El alcalde suspendido aseguró sentir “dolor en el alma” por el mensaje de los acudientes del Colegio Alemán de Medellín. El plantel educativo respondió

Durante la mañana de este miércoles 25 de mayo se conoció que algunos padres de familia del Colegio Alemán de Medellín, donde fueron admitidas Maia y Aleia Quintero —las hijas del suspendido alcalde Daniel Quintero Calle—, escribieron una carta para protestar contra la decisión de inscribir a las niñas en ese plantel educativo.

La periodista Ana Cristina Restrepo conoció la misiva que algunos padres de familia redactaron y rotaron entre otros acudientes a través de WhatsApp, quienes excusaron su comportamiento estigmatizante diciendo que “no es de tinte político, es por principios”.

Padres de familia del Colegio Alemán enviaron esta misiva a través de Whatsapp.
Padres de familia del Colegio Alemán enviaron esta misiva a través de Whatsapp.
“Esta es la carta de “inconformidad” que está circulando en el colegio que admitió a las hijas de Daniel Quintero. En pleno siglo XXI en un colegio, plural y liberal, saltan voces retardatarias, de exclusión. Dicen que es cuestión de “principios”. Excluir como “principio”? No, con los hijos ajenos y su derecho a la educación, no. Este ataque es muy bajo. Sí, la carta está protegida por la libertad de expresión... pero el respeto por el otro y sus derechos ciudadanos, marca límites. Todo el respeto para las hijas de Daniel Quintero y Diana Osorio”, dijo Restrepo a través de Twitter.

En la carta señalaron que el documento “tiene carácter estrictamente privado y restringido al círculo de los interesados”, además de advertir que “no se trata de política, ni de partidos ni tampoco de apoyo a candidatos presidenciales, ni menos de poner en entredicho el derecho a la educación.

Los padres de familia aseguran que inscribieron a sus hijos en el Colegio Alemán porque sentían que sus directivas respetaban el establecimiento del empresariado antioqueño, que “ha marcado un camino ético en la forma de hacer empresa, fundamentado en valores como la honestidad, la honradez, la transparencia, el respeto, el esfuerzo, aportando a la sociedad con una activa interrelación empresa-sistema educativo-Estado”.

Por eso, estos acudientes dicen que les sorprende e indigna la decisión de admitir a las hijas del alcalde y su esposa, Diana Osorio, como estudiantes del plantel educativo. Para los firmantes de la carta, la familia de Quintero practica unos valores distintos a los que quieren inculcar en sus hijos, sus compañeros de clase.

Aseguran que “la familia Quintero Osorio se ha hecho públicamente famosa por atacar, descalificar, deshonrar y buscar destruir de manera sistemática y descarada, sin prueba alguna, toda la estructura social y empresarial fundada en los grandes valores antes mencionados”.

Mientras el alcalde suspendido solo replicó la publicación de Restrepo con el mensaje “dolor en el alma”, la señora Osorio respondió al ataque de este grupo de acudientes a través de su cuenta de Twitter.

“Escogimos al Colegio Alemán porque queremos que nuestras hijas aprendan de una sociedad que reconstruye su memoria para deconstruir un dolor; que conozcan a un país libre que vive y nutre la diferencia, uno que habla alemán pero también escucha la lengua de millones de migrantes, un país diverso y abierto, un país que es un ejemplo para el nuestro, el cual todavía lucha contra el clasismo, el fascismo, la xenofobia y la aporofobia. Yo estoy segura de los valores liberales que quiero dejarle a mis hijas, ojalá el resto también”, señaló Osorio.

En la tarde, al propio Quintero le hicieron llegar una carta redactada por estudiantes del Colegio Alemán, en la cual rechazan el mensaje del grupo de acudientes. El político la compartió con un corazón. En esa misiva expresan que “el colegio no se debería involucrar con algo que claramente tiene como objetivo un asunto político y a raíz de este perjudicaría a una niña de prekínder, la cual no tiene entendimiento de la situación”.

Por su parte, el Colegio Alemán publicó su posición. “Nuestra filosofía y principios se basan en la formación del pensamiento crítico, el pluralismo, el respeto por la diferencia y la democracia en nuestros estudiantes. Tenemos un carácter no confesional y apolítico, y reconocemos el derecho fundamental a la educación de niños y jóvenes”. Finalmente, invitó a los padres de familia a usar los canales institucionales para expresar sus inquietudes.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR