Aeropuerto Vanguardia restableció actividades a las 2 de la tarde, tras superar inundación de dos días

21 vuelos y 1.103 personas resultaron afectados por el rompimiento del dique que contenía el río Guaitiquía. Una tregua de la lluvia permitió el restablecimiento de operaciones

21 vuelos fueron afectados por la inundación.
21 vuelos fueron afectados por la inundación.

Tras casi dos días de cierre al público y suspensión de operaciones, la Aeronáutica Civil informó que se restableció la actividad aérea en el Aeropuerto Nacional Vanguardia, de Villavicencio (Meta), a partir de las dos de la tarde de este sábado 21 de mayo.

La terminal aérea del llano ofrece quince rutas comerciales de las aerolíneas EasyFly, Satena, Viva Air y Avianca, y resulta una opción conveniente y fiable para entrar y salir del Meta cuando hay cierres viales por pérdida de banca o deslizamientos en la vía Bogotá-Villavicencio, que es tristemente frecuente en temporadas de lluvias como esta. Por ejemplo, solo este sábado hubo restricción del paso por esta carretera debido a la caída de material vegetal y rocoso.

Por este motivo, más de 1.000 usuarios se vieron afectadas tras el quiebre del dique que contenía el río Guatiquía por más de un kilómetro. El río desbordado, más el rebasamiento de los caños Maizaro y Ocoa, causó la inundación de los barrios aledaños y de las instalaciones del aeropuerto, incluida la pista de aterrizaje, las salas de espera y el resto del edificio del aeropuerto Vanguardia.

Un total de 21 vuelos fueron cancelados por la emergencia. El gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, intentó gestionar con la Fuerza Aérea Colombiana el uso del aeropuerto militar Apiay para evitar la cancelación de los trayectos y ayudar a los pasajeros. No obstante, la FAC se rehusó a habilitar su pista para el uso civil.

A las cinco de la tarde del viernes 20, Aerocivil anunció que ya se había podido remover el agua del terminal de pasajeros. Luego de comprobar que las conexiones eléctricas y los equipos estaban en buenas condiciones, declararon que el edificio ya era operativo. El siguiente paso fue secar la pista, que alcanzó a estar totalmente cubierta de agua hasta una altura de unos diez centímetros.

A la una de la tarde del sábado 21 de mayo, tras varias horas de trabajo, la entidad pudo anunciar que el dragado fue exitoso y la pista del Vanguardia era segura para las operaciones aéreas, por lo que se restableció el servicio. Las aerolíneas reacomodaron en otras frecuencias a los pasajeros que se vieron afectados durante la emergencia.

Invierno en el Meta

Aparte de los 1.103 pasajeros que no pudieron abordar su vuelo, hay 1.200 personas afectadas por el desborde del río Guaitiquía en Villavicencio, según cifras de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), ubicadas en 20 zonas críticas.

De ellas, unas 200 fueron evacuadas de sus residencias y ahora permanecen en refugios, como el Coliseo La Grama, el Colegio Atanasio Girardot y el Hotel La Herradura. Además de la vereda Vanguardia, donde queda el aeropuerto, por el rompimiento del dique fueron afectadas las veredas de La Aurora (municipio de Lejanías) y Manaure (municipio de San Martín). Por otro lado, más de 10 mil hectáreas de cultivos se han perdido por las inundaciones.

Según el gobernador del departamento, el chorro ya pudo controlarse y se anunció una inversión de 12 mil millones de pesos para el mantenimiento del dique, cuyo mal estado fue denunciado por sus vecinos sin recibir respuesta el verano pasado.

No obstante, el mandatario dice que el Meta, donde 25 de los 29 municipios están en alerta roja por riesgo de inundación, ya acumula unas 5 mil familias afectadas por esta temporada invernal. Por ello, pide ayuda civil para atender a los 100 grupos familiares damnificados.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR