Falleció en un operativo una canina antinarcóticos que detectó cerca de 3 millones de dosis en Cúcuta

Lucrecia logró dar grandes resultados contra el narcotráfico durante sus cinco años de trabajo con esa institución

Lucrecia era la canina que trabajaba con la Policía Antinarcóticos y que falleció en un operativo en Cúcuta. Foto: Fan page de Facebook Comité Amigos Policía
Lucrecia era la canina que trabajaba con la Policía Antinarcóticos y que falleció en un operativo en Cúcuta. Foto: Fan page de Facebook Comité Amigos Policía

Una dura pérdida sufrieron en la Policía Metropolitana de Cúcuta (Norte de Santander) luego de que una de sus caninas del grupo de Antinarcóticos perdiera la vida durante un operativo en el centro de esa ciudad del noroccidente colombiano.

Según informó el comandante de los uniformados en la capital nortesantandereana, el general Óscar Moreno, Lucrecia había logrado grandes resultados durante el lustro que los acompañó en las operaciones en contra del expendio de estupefacientes.

“Con su poderoso olfato, durante sus cinco años de servicio, nos permitió sacar de las calle cerca de 3 millones de dosis y también nos aportó significativamente en la captura de varios delincuentes que traficaban con las drogas”, informó el alto oficial.

En su última intervención dentro de un operativo la canina perdió la vida, ya que en medio de sus labores de olfateo y búsqueda se cayó de una edificación alta.

“En un hecho desafortunado en sus actividades de verificación salta al vacío y posteriormente fallece hecho que lamentamos profundamente”, agregó el general Moreno.

Tras el operativo en el centro de Cúcuta, en la que perdió la vida la canina, se hallaron 127,5 gramos de bases coca, 161 dosis de cocaína y 280 cigarrillos de marihuana.

“Se logró la captura de dos personas y la incautación de una importante cantidad de alucinógenos, acción articulada entre nuestras unidades de del Modelo de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes y el equipo de guías caninos donde se destacaba Lucrecia”, agregó el general Moreno.


Santana y Max, los perros que frenaron envío a España de 44 kilos de cocaína

El pasado viernes en Antioquia y en el Valle, dos perros antinarcóticos se convirtieron en héroes al evitar el envío de 44 kilos de cocaína a España. El primer caso ocurrió en el aeropuerto José María Córdova, de Rionegro, en donde las autoridades cuentan con el apoyo de Santana, una perrita que gracias a su entrenamiento, encontró la droga camuflada antes de abordar el avión.

Santana es un pastor mallinois de seis años que trabaja junto a la uniformada Lorena en el aeropuerto de Rionegro, Antioquia, donde desempeña su labor gracias a su gran olfato. En medio de su labor, oliendo las maletas de los pasajeros, el jueves 12 de mayo Santana identificó la droga en un equipaje.

El segundo caso se dio en el terminal aéreo de Palmira, Valle del Cauca, llamado aeropuerto internacional Alfonso Bonilla Aragón. Allí Max cumple con la misma labor de Santana en Medellín y, coincidencialmente, el mismo día también hizo un importante hallazgo en el equipaje de uno de los pasajeros que llegó al lugar con intención de viajar a España.

Max caminaba por el aeropuerto con su uniformado asignado, cuando de repente uno de los pasajeros se vio muy nervioso al ver al canino. El comportamiento del hombre hizo que el oficial y el perro se acercaran cada vez más a él y, cumpliendo con su entrenamiento, Max se sentó al lado de la maleta que llevaba el viajero.

Oficiales del aeropuerto internacional Alfonso Bonilla Aragón requirieron al pasajero y lo trasladaron al lugar en el que verificaron qué había en el interior de su equipaje. Las sospechas del canino no estaban erradas, la maleta del hombre tenía doble fondo y en esa parte encontraron unos alijos en los que había un polvo blanco que, al realizarle las respectivas pruebas, coincidió con el alcaloide.



SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR