Rechazo y repudio expresan familiares del conductor linchado por indígenas la comunidad embera

El hombre de 60 años arroyó accidentalmente a una mujer embera en estado de gestación y a su hija de un año y medio, causándoles la muerte. Indígenas de la comunidad reaccionaron violentamente y agredieron hasta matar al conductor, un cuñado de la víctima rechazó toda clase de violencia

Difícil situación humanitaria de los indígenas embera que están en el parque nacional de Bogotá, tras aviso de desalojo de la Alcaldía. (Colprensa - Camila Díaz)
Colprensa
Difícil situación humanitaria de los indígenas embera que están en el parque nacional de Bogotá, tras aviso de desalojo de la Alcaldía. (Colprensa - Camila Díaz) Colprensa

La noche del martes 25 de enero una mujer indígena identificada como Erminda Sintua Tunay, en estado de gestación y su bebé de año y medio Sara Camila García Tunay murieron arrolladas por un camión de recolección de basura en la vía Siberia – Funza. Un lamentable hecho, igual de trágico a la reacción que tuvieron algunos miembros de esta comunidad que procedieron a dañar el camión y golpear al conductor identificado como Hildebrando Rivera Gantiva de 60 años, causándole la muerte posteriormente en un centro médico de la capital.

Este hecho que ha desconcertado al país por la naturaleza de su violencia ya ha tenido manifestaciones por parte del grupo indígena Embera ubicado en el parque La Florida, lugar donde sucedieron las muertes. De igual manera se pronunció la familia Hildebrando Rivera, extendiendo el sentido pésame por la muerte de la madre y de sus hijas, rechazó enfáticamente la violenta reacción de la comunidad y aclaró que fue un accidente, un accidente que le costó la vida.

Ricardo Rodríguez, cuñado de Hildebrando Rivera, comentó a medios nacionales: “Él jamás se va a levantar para conducir su vehículo con la intención de hacerle daño a alguien. Yo creo que fue... como su palabra lo dice: un accidente ... pido justicia, que la justicia se encargue de buscar los culpables. Hay muchas cosas que se pueden tomar... no podemos permitir que nadie tome justicia por mano propia”.

Desgarradores testimonios se han conocido después de las muertes dadas en la vía Siberia-Funza, como lo fue el brindado a cadenas radiales por parte de Mario Calderón, gerente de la empresa Ecosiech donde trabajaba Hidelbardo. Calderón comentó que luego de haber sucedido el accidente Hidelbardo lo habría llamado asustado para comentarle que lo tenían encerrado en el vehículo, luego de que el gerente intentara buscar ayuda de las autoridades fue notificado.

“Unos minutos después, tal vez 10 o 15, la técnica operativa me llama y me dice: ‘Estoy llamando al teléfono de Hidelbrando, me contestó alguien y me dijo: ‘No llame más a este hp que lo vamos a matar’, y le colgaron”, comentó Calderón.

Sobre las vidas perdidas dijo el cuñado del conductor: “El salía de Guasca, hacia Mondoñedo donde depositan los residuos, era la función que cumplía, en el municipio; pasando el peaje se presenta el accidente. Lamentamos mucho lo de la señora y su hija, pero también repudio que hayan tomado represalias con una persona que cumplía con su labor y trabajo”, señaló Ricardo Rodríguez.

Una de las voces que también se manifestaron fue un líder indígena Jairo Montañez: “Lamentamos lo sucedido y nada justifica las situaciones que se presentaron ... Desconocemos quiénes fueron, estamos esperando que el Distrito de forma responsable comience todo lo que le compete, ellas salieron a buscar alimentos y cuando regresaban ocurrió el accidente, aquí estamos y pedimos mejores garantías”, expresó el líder indígena, quién además informó que desde que se encuentran en los parques se han presentado seis accidentes viales con un saldo de cinco indígenas fallecidos.

La mandataria de la capital Claudia López también se expresó sobre la situación de la comunidad Embera: “MinDefensa ha sido incapaz de garantizarles seguridad y evitar su desplazamiento y tampoco su retorno. La Unidad de Víctimas apenas ha garantizado el retorno de menos de la mitad de quienes lo requieren. Y el ICBF no ha garantizado la protección plena de los derechos de los niños” comentó la alcaldesa señalando al gobierno, frente a los fallecidos extendió una mención por las redes del distrito y condenó la violencia de tales actos.

Especialistas y juristas aseguran que el crimen cometido contra Hidelbrando debe ser llevado por la justicia nacional y no jurisdicciones indígenas.

SEGUIR LEYENDO:





TE PUEDE INTERESAR