‘Por conveniencia personal’ renuncia juez a cargo del magnicidio de Jovenel Moïse cometido por ex militares colombianos

El juez Garry Orélien era el encargado del caso sobre el asesinato del entonces presidente de Haití, cometido por los mercenarios el pasado 7 de julio

El asesinado presidente haitiano Jovenel Moise, en una fotografía de archivo. EFE/Orlando Barría
El asesinado presidente haitiano Jovenel Moise, en una fotografía de archivo. EFE/Orlando Barría

El juez haitiano Gary Orelien, encargado de la investigación del magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moise, el pasado mes de julio por un grupo de 26 mercenarios colombianos, ha anunciado a través de un comunicado que renuncia debido al desorden de la investigación en curso. Orelien ha alegado ‘conveniencia personal’ y su renuncia se ha producido días después de que una ONG le denunciara por supuesta corrupción.

El decano del Tribunal de primera instancia, ha rechazado una solicitud de prórroga para continuar las pesquisas presentadas por el juez Garry Orélien, quien tuvo que hacerse cargo de la investigación después de la renuncia de Mathieu Chanlatte, anterior juez encargado del caso.

Después del asesinato de Jovenel Möises, varios medios de comunicación locales han registrado que las autoridades de Haití estaban teniendo problemas para encontrar a un magistrado, y que varios habían rechazado el ofrecimiento por temor a represalias.

Estados Unidos ha asumido un papel cada vez más importante en la investigación del crimen. De hecho, la Justicia estadounidense imputó a Mario Palacios, un segundo sospechoso del asesinato del expresidente por conspiración para cometer un homicidio o un secuestro, entre otros cargos.

Mario Antonio Palacios, 43, a Colombian national who was arrested and charged in the United States in connection with the plot to assassinate Haitian President Jovenel Moise, appears in court in Miami, Florida, U.S., January 4, 2022 in this courtroom sketch. Daniel Pontet/Handout via REUTERS  THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. NO RESALES. NO ARCHIVES
Mario Antonio Palacios, 43, a Colombian national who was arrested and charged in the United States in connection with the plot to assassinate Haitian President Jovenel Moise, appears in court in Miami, Florida, U.S., January 4, 2022 in this courtroom sketch. Daniel Pontet/Handout via REUTERS THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. NO RESALES. NO ARCHIVES

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, quien tras los hechos ocurridos en julio se encuentra en solitario al mando del país, ha sido objeto de críticas y acusaciones, especialmente de la Red Nacional de Defensa de Derechos Humanos, de estar vinculado con el asesinato. Henry ha reafirmado su intención de permanecer en el cargo hasta que se celebren nuevas elecciones, rechazando los reclamos de algunas plataformas políticas que demandan su salida el próximo 7 de febrero e instaurar un gobierno de transición.

En una carta enviada el 18 de enero al Consejo Superior de la Magistratura citando a testigos y víctimas, reveló que el juez de instrucción recibió sobornos para liberar a personas y anular las órdenes de detención y la prohibición de salida.

“Tan pronto como fue nombrado juez de instrucción, Garry Orélien comenzó a ponerse en contacto con los individuos en cuestión y les pidió a cada uno de ellos que le pagaran hasta 50.000 dólares estadounidenses por la anulación de estas citaciones” denunció la organización, que pidió una investigación sobre el comportamiento del magistrado Garry.

El magnicidio de Moise fue cometido, según las pesquisas, por un comando de 26 mercenarios que irrumpieron en la residencia presidencial en la madrugada del 7 de julio sin hallar resistencia por parte de las fuerzas de seguridad que custodiaban la vivienda del mandatario.

Por el caso hay decenas de detenidos, entre ellos el supuesto cerebro de la operación, el médico haitiano-estadounidense Christian Emmanuel Sanon. Desde el magnicidio del presidente, Jovenel Moise, el pasado 7 de julio, la siempre convulsa situación política y económica de Haití se vio aún más golpeada. Pronto el vacío de poder degeneró en una crisis de seguridad, con asesinatos y secuestros a diario, sobre todo en amplias zonas de la capital.

Entorno al crimen cometido por los colombianos el gobierno nacional en cabeza de la canciller y vicepresidenta Martha Lucía Ramírez ha declarado: “Porque lo más importante es que no quede un crimen de tipo magnicidio, de tanta gravedad y sobre todo en el que hubo la participación de ex militares colombianos... hemos inclusive pedido que haya una investigación internacional”.

La madrugada del 7 de julio de 2021 Moïse fue asesinado tras el ataque de 26 exmilitares colombianos. Su esposa resultó herida tras el ataque. La noticia de la muerte de Moïse fue anunciada por el primer ministro Claude Joseph, quien asumió las funciones presidenciales interinamente.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR