Empresario haitiano habría entregado las armas para que colombianos asesinaran a Jovenel Moïse

Uno de los capturados por el magnicidio del presidente de Haití el pasado mes de julio entregó datos tras su extradición a Estados Unidos

Foto de archivo del asesinado presidente de Haití Jovenel Moise. EFE/Jean Marc Hervé Abelard/
Foto de archivo del asesinado presidente de Haití Jovenel Moise. EFE/Jean Marc Hervé Abelard/

Tras el asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moïse, el pasado 7 de julio del 2021, se han realizado diferentes capturas que buscan esclarecer el magnicidio que sacudió al caribe y sus alrededores. Son más de 30 personas las que están vinculadas con el hecho, incluyendo un grupo de colombianos. Ahora con la captura de haitiano-chileno Rodolphe Jaar, empiezan a revelarse distintos datos que determinaran los factores que llevaron a la ejecución del crimen, por el cual ya capturaron al sargento (r) colombiano Mario Antonio Palacios.

Mario Antonio Palacios Palacios, exmilitar colombiano buscado por el magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moïse.
Mario Antonio Palacios Palacios, exmilitar colombiano buscado por el magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moïse.

El ciudadano haitiano-chileno Rodolphe Jaar, confesó que había entregado un arsenal de armas y municiones a los colombianos implicados, con el fin de ejecutar el asesinato de Moïse. No obstante, según la información del primer documento judicial, Jaar, optó en primera instancia por guardar silencio, pero en el mes de diciembre del 2021 habría dado una declaración voluntaria en donde confirmo su participación en el hecho y la vinculación que tuvo a la hora de entregar las armas a los ciudadanos colombianos.

Rodolphe Jaar fue capturado en República Dominicana, tras ser buscado por las autoridades de Haiti por presuntos delitos de: robo a mano armada, tentativa de sicariato y sicariato. Jaar fue extraditado por las autoridades de la isla hacia los Estados Unidos el pasado 20 de enero, en donde tuvo que brindar comparecencia ante la corte federal de Miami por el delito de conspiración y podría ser sentenciado a cadena perpetua.

Jaar es un empresario de importaciones que tenía como sede a Haití. Tiene un pasado judicial importante en Estados Unidos, pues entre los años 1998 y 2012, fue un enlace directo para la llegada de al menos siete toneladas de cocaína a este país, directamente desde Colombia. A raíz de esto, se convirtió en informante de la Administración para la Compra y Control de Drogas (DEA).

La odisea de Moïse

En un país agitado por la inseguridad, inequidad y pobreza, ha sido difícil gobernar y tratar de encontrar el camino en busca del desarrollo. La llegada de Jovenel Moïse a la presidencia, se dio por referencias del exmandatario Michel Martelly, quien indicó que Moïse podría ser la carta para los cambios del país. Su arribo a la presidencia desde la derecha, estuvo polémicamente señalado por la izquierda del país caribeño.

Los embates de la naturaleza, agudizaron aún más la situación de Haití, pues después de la recuperación del terremoto de 2010, el país trato de socavar en nuevas oportunidades que permitieran establecer un modelo de país menos atrasado. A esto se suma que año tras año, el isleño territorio sufre los golpes de los huracanes y tormentas tropicales que azotan esta zona.

Uno de los factores que jugaron en contra de Jovenel Moïse, era la airada petición de muchos manifestantes que pedían su renuncia. Muchos alegaban que su periodo presidencial ya había terminado, sin embargo, el aseguraba que estaría un año más ejerciendo sus labores como presidente, pues había asumido la presidencia el 7 de febrero del 2017.

El magnicidio

Las versiones acerca de la conspiración, afirman que existía una lista de presuntos involucrados en narcotráfico que Moïse entregaría a Estados Unidos y que dejaría en riesgo a muchos de los nombres más importantes de este país. Otro de los motivos que habría tomado un rumbo distinto, era la intención de capturar a Moïse por presunta corrupción, sin embargo, dicha acción terminó en el asesinato del presidente.

Finalmente, el 7 de julio de 2021, un grupo de mercenarios entró a su casa en Puerto Principe y lo ultimaron a tiros, su esposa salió ilesa del hecho y fue resguardada en los Estados Unidos. En el hecho están vinculados varios exmilitares colombianos y ciudadanos haitiano-americanos.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR