Arauca empieza el año nuevo entre fuego cruzado por enfrentamientos entre disidentes de las Farc y el ELN

También se conoció que los terroristas secuestraron a varios jóvenes e intimidaron y amenazaron a la población para que se quedara en sus casas

Fotografía de archivo de migrantes venezolanos en un centro de integración ciudadana de Arauquita, localidad fronteriza y perteneciente al departamento de Arauca (Colombia). EFE/Jebrail Mosquera Contreras
Fotografía de archivo de migrantes venezolanos en un centro de integración ciudadana de Arauquita, localidad fronteriza y perteneciente al departamento de Arauca (Colombia). EFE/Jebrail Mosquera Contreras

A los arauqueños les tocó recibir el nuevo año entre detonaciones y disparos hechos por las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) que se están disputando el territorio. Los grupos ilegales sostienen fuego cruzado desde hace varios días y afectan a cuatro municipios del departamento: Tame, Fortul, Saravena y Arauquita.

La alcaldía de este último municipio confirmó la situación y rechazó los enfrentamientos entre los grupos armados. Aseguró que los civiles viven en zozobra porque, además de poder ser víctimas de una bala perdida, temen ser secuestrados o asesinados.

“Desde la administración municipal rechazamos enfáticamente los hechos de violencia ocurridos en las últimas horas en áreas rurales de los municipios de Tame, Saravena y Arauquita, en donde se presentaron enfrentamientos entre grupos armados al margen de la ley, causando afectaciones por el alto grado de violencia, generando miedo, estupor y zozobra de manera directa a los habitantes del territorio en un departamento que lucha sin descanso por la paz”, se lee en un comunicado emitido por la Alcaldía de Arauquita.

También se conoció que los terroristas secuestraron a varios jóvenes e intimidaron y amenazaron a la población para que se quedara en sus casas. A estos menores de edad los pondrían al servicio del crimen de forma obligada, pues los están chantajeando con asesinar a sus familiares.

Para refugiarse, los habitantes de las zonas rurales de Tame, Fortul, Saravena y Arauquita están huyendo de sus casas. En la noche de este domingo se reportó que al menos 100 personas que vivían en los caseríos de Puerto Jordán, La Paz, El Botalón, La Horqueta, Puerto Contreras y Puerto Lleras en jurisdicción de los mencionados municipios, salieron desplazados. Además, si las confrontaciones no cesan, otros 2.000 civiles esperan salir en los próximos días.

Para evitar que se agrave la situación, organismos de derechos humanos piden a las disidencias y al ELN cesar los combates y garantizar la integridad de los civiles. Así mismo, se urge al Gobierno crear corredores humanitarios que permitan llevar comida y medicinas a las comunidades afectadas.

“Hago un llamado respetuoso al ELN y el GAO las FARC al acatamiento del Derecho Internacional Humanitario, a respetar la vida de la población civil. Requerimos con urgencia la creación de corredores humanitarios seguros, para que la población civil pueda salir de sus territorios, así como la disposición de albergues dignos, para atender a más de 2.000 mil personas que han manifestado su voluntad de salir del territorio para proteger sus vidas y las de sus familias”, dijo Juan Carlos Villate, personero de Arauca.

Para estudiar las medidas a implementar, las autoridades locales aseguran que mañana (3 de enero) se reunirán “a primera hora” para realizar un consejo de seguridad. Se espera que en el espacio participe la Gobernación de Arauca, las alcaldías de los municipios afectados, la Policía Nacional, el Ejército Nacional, la Defensoría del Pueblo, organismos de cooperación internacional, organizaciones defensoras de derechos humanos y la iglesia Católica.

Las autoridades señalan que los subversivos están enfrentándose para acaparar el territorio y así quedarse con las rutas de narcotráfico. Arauca, al ser un departamento fronterizo, es una zona clave para poder sacar la droga del país, además, según fuentes de inteligencia, los criminales se están refugiando al otro lado de la frontera, en Venezuela.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR