Poetisa Maruja Vieira denunció que, a los 98 años, le quieren quitar su pensión

La Unidad de Gestión Pensional y Parafiscales (UGPP) le solicitó a la mujer que renunciara a una de sus pensiones o emprenderían acciones legales en su contra

27-09-2012 Bogotá. Maruja Vieira recibió el Premio Vida y Obra del Ministerio de Cultura. (Colprensa - Juan Pablo Bayona)
27-09-2012 Bogotá. Maruja Vieira recibió el Premio Vida y Obra del Ministerio de Cultura. (Colprensa - Juan Pablo Bayona)

Recientemente, a través de redes sociales, se conoció una grave situación que amenaza la estabilidad económica de la poetisa colombiana Maruja Vieira. Lo que sucedió es que, desde la Unidad de Gestión Pensional y Parafiscales (UGPP), le comunicaron a mujer que emprendieron acciones legales para cancelar una de sus pensiones.

La denuncia la hizo pública su hija, la también poeta Ana Mercedes Vivas, quien en su perfil de Twitter publicó que “la UGPP tomará acciones legales contra Maruja Vieira, a sus 99 años para revocar la pensión de Cajanal de $1.800.000. Dicen que no puede tener dos pensiones. Ella tiene una de Colpensiones de sueldo mínimo. En serio? Vamos a sostener a Maruja con 850.000?”.

Esta situación ha encendido las alarmas y la indignación de muchos colombianos, pues el próximo 25 de diciembre Maruja cumplirá 99 años y se ha sostenido económicamente durante los últimos años gracias a las dos pensiones a las que accedió legalmente por Colpensiones y Cajanal.

El problema que se generó desde la UGPP contra la poetisa es que, según ellos, la mujer no debería tener acceso a dos pensiones, cosa que notificaron en el mes de agosto. Es importante explicar que Maruja Vieira tiene una pensión por vejez y otra por jubilación, desde la entidad quieren suspender el pago de la segunda, la de Cajanal, que es por una suma cercada al $1.800.000 pesos.

La otra pensión es la de Colpensiones, por la cual recibe un salario mínimo mensual, es decir, $908.526 pesos colombianos.

En diálogo con W Radio, la hija de la poetisa explicó que el 30 de agosto les llegó una carta de la UGPP en la que invitaban a Maruja Vieira a que “diera su consentimiento a su pensión de Cajanal, emitida en 1992, antes de la Ley 100 que entró en vigencia en 1994 ... Tenemos los argumentos legales para que la UGPP comprenda que su dictamen no es el correcto porque a Maruja Vieira no la cobijan muchas de las cosas que dice la entidad”.

Ana Mercedes Vivas aclaró que ella es hija única y que su padre ya falleció, razón por la que no hay más familia que proteja los derechos de su madre y que, por eso, en este momento hacen pública la denuncia, pues la lucha por los derechos de la poetisa la deben hacer ellas junto a su abogada.

Según El Colombiano, la apoderada legal del caso, quien ha asesorado en el proceso a Vieira y su hija es Olga Patricia Franco Galvis, una mujer que tiene más de 20 años de experiencia en Derecho Laboral. Franco les explicó que “la administración o el Estado no puede de un momento a otro hacer la revocatoria de la Resolución que concedió la pensión, que para esto debe proponer una demanda ante la justicia administrativa y que un Juez administrativo evalúe si la UGPP tiene la razón podrá revocarse esta decisión”, según citó el diario a la abogada.

Además, insistió en que, aunque se diga que su madre tiene dos pensiones, estas no alcanzan a sumar tres sueldos mínimos. “Cuando la UGPP manda la carta, lo que ellos dicen es que renuncie a la de Cajanal y quédese con la de Colpensiones que es un sueldo mínimos, ‘si usted no lo hace emprenderemos acciones legales’”, denunció la mujer en la radiodifusora.

“Yo no puedo creer que los viejos en este país vivan bajo amenaza, no puedo creer que ese sea el tono ... Es terriblemente agresiva la UGPP y están deteriorando la calidad de vida de una anciana”, manifestó indignada la mujer en la emisora.

Desde hace 30 años, Maruja Vieira recibe el pago mensual de estas dos pensiones, manteniendo así un estilo de vida de calidad desde que se retiró. A sus casi 99 años, la poetisa sigue lúcida sobre lo que pasa a su alrededor, a pesar de tener dificultad para su movilidad, así que su hija señaló que al enterarse de este proceso “se puso muy triste”.

Me dijo lo siguiente: ‘Yo confío en lo que tu hagas hija y la batalla hay que darla’. Ella ha sido una valiente toda la vida, ella quedó viuda con siete meses de embarazo y seguirá luchando”, concluyó la mujer en la W Radio.

Por su parte, en la emisora también habló Juan David Gómez, subdirector de Derechos Pensionales de la entidad, quien especificó que el proceso legal no ha iniciado y que solo han enviado una comunicación. Explicó que, “en un proceso de cruce de información, la cédula de la señora Maruja registra una incongruencia pensional”.

Sin embargo, al diario paisa, la abogada Franco explicó que el error de la UGPP es analizar el caso de la poetisa con las leyes actuales, cuando su caso se debe ver bajo la legislación que regía cuando ella accedió a sus pensiones, es decir, 1987 y 1992. La abogada detalló que su caso se debe definir por la Ley 4 del 66 y las leyes 33 y 62 de 1985.

Sobre Maruja Vieira

La periodista Adriana Villegas, escribió una columna de opinión en el diario La Patria sobre la situación que enfrenta Vieira actualmente y detalló que la poetisa nació en 1922, en Manizales, y escribió poesía desde muy joven, alternando esta labor con otros trabajos que desempeñó en empresas como los almacenes J.Glottmann, la aerolínea KLM, el Sena, Radiodifusora Nacional, Radio Sutatenza, Colcultura; trabajos con los que logró cotizar las 500 semanas de su pensión en Colpensiones en 1987 y, por este mismo tiempo laboral, se jubiló en 1992 con una pensión de Cajanal.

Cabe señalar, además, que la mujer recibió el Premio Vida y Obra del Ministerio de Cultura.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR