Director de la Flip cuestiona a Daniel Quintero y dice que Telemedellín es “propaganda pura”

Sigue la polémica por el uso que le ha dado la Alcaldía de Medellín al canal de televisión público luego de que publicaran una encuesta que hizo el secretario de Gobierno en contra del periódico El Colombiano

El director de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), Jonathan Bock, cuestionó fuertemente al alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, y a su administración por el uso que le han dado al canal público Telemedellín al que tildó de ser “propaganda pura”.

En las últimas semanas Daniel Quintero dejó claro su profundo desprecio por la libertad de expresión; sus golpes autoritarios son muy peligrosos. Tres ejemplos: dejo impune las gravísimas denuncias de periodistas en Telemedellín ahora el canal no tienen límites, propaganda pura, sostuvo.

La Fundación ya había criticado lo que está pasando entre la administración de Quintero y El Colombiano, sin embargo, usar el canal de los medellinenses para propagar mensajes en contra el periódico sobrepasó todo.

En una de las emisiones del noticiero de Telemedellín pasaron la encuesta que hizo en Twitter, Esteban Restrepo, actual secretario de Gobierno, en contra de El Colombiano, donde le preguntó a sus seguidores si consideraba que el periódico era un “medio serio” o un “pasquín”.

Bock agregó que Quintero emprendió una guerra frontal contra El Colombiano y que es consciente, plenamente, del daño que está haciendo y no da ninguna señal de reflexión. Se le pide desactivar los ataques y su respuesta es un mensaje cargado de cinismo y arrogancia, le pidió el director de la Flip al alcalde.

Agrega que el rol de sus asesores más cercanos lejos de hacer un llamado a la razón y a pesar de saber bastante sobre libertad de expresión, se comportan como barras bravas que alientan más el bullying.

Ya está claro que este es el plan del alcalde, pensar lo contrario es ser ingenuo. Ahora la pregunta, ¿Cuál órgano de control será el contrapeso? Si este tipo de actitudes tienen vía libre veremos cómo en todo el país se multiplican y se potencian las figuras autoritarias”, señaló Jonathan Bock.

Hace unos días la misma Flip emitió un impetuoso pronunciamiento donde rechazaron las conminaciones de las que han sido víctimas los periodistas de ese portal antioqueño. La FLIP conoce que en las últimas semanas Daniel Quintero y su equipo de gobierno han realizado comentarios que configuran hostigamiento hacia el medio”, expresó la organización.

Por otro lado, la FLIP dijo que las declaraciones de Quintero y su secretario de Gobierno, Esteban Restrepo, quien publicó una encuesta en Twitter donde desvirtuaba la veracidad del periódico, menoscababan “la credibilidad del medio y estigmatizar a sus periodistas, como represalia a la veeduría que el El Colombiano hace de la administración de Medellín. Esto genera un ambiente de permisividad frente a ataques y agresiones”, sentenció la entidad, donde también le recordó al mandatario que:

“Los servidores del Estado deben ser garantes de la libertad de expresión y respetar la independencia editorial de los medios. Restringir los derechos a la libertad de prensa, información y expresión, constituye falta disciplinaria de acuerdo con lo previsto en la Ley 734 de 2002″.

Asimismo, dijeron que, tal y como lo han hecho en otras ocasiones, les preocupa “la falta de transparencia por parte de la administración de Quintero y su renuencia constante a contestar solicitudes de acceso a la información pública”.

En esa línea, dijeron que la Alcaldía de Medellín está obligada a investigar y responder de manera clara por las irregularidades que han sido denunciadas frente a la administración de Telemedellín”, relacionadas con la presunta censura que su nuevo director, Deninson Mendoza, habría ejecutado contra la prensa. Ante estos hechos, la FLIP exhortó a Quintero y a su administración a respetar la libertad periodística.

La FLIP hace un llamado directo a Quintero Calle para que tome las acciones correspondientes dirigidas a desescalar este ambiente hostil en contra de un sector de la prensa de la ciudad, y a que haga un compromiso público de defensa y respeto por el trabajo periodístico”, recomendó.

Finalmente, explicaron que “la plena realización de la libertad de expresión y el derecho a la información requiere una fuerte protección para el debate abierto y la aceptación de líderes políticos y de quienes ejercen función pública que son sujetos al escrutinio público”, señaló la FLIP.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR