Se espera que más de 150.000 migrantes crucen la frontera entre Colombia y Panamá en el Darién en el 2021

Del 20 al 22 de octubre se realizarán reuniones entre las autoridades de ambos países para abordar las medidas correspondientes para proteger a la población y afrontar al crisis

Migrantes haitianos en su camino hacia Panamá por el Tapón del Darién en Acandí (Colombia). Fotografía de archivo. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda
Migrantes haitianos en su camino hacia Panamá por el Tapón del Darién en Acandí (Colombia). Fotografía de archivo. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

La migración en la frontera entre América del Sur y Centroamérica que se ubica en la selva del Darién, entre Colombia y Panamá, se ha incrementado en decenas de miles de personas. El número de individuos que ha cruzado ese sector hacia Estados Unidos ya supera el acumulado de los últimos seis años y podría aumentar.

Mientras en todo 2016 se estableció un récord de 30.000 migrantes que ingresaron a Panamá por la selva del Darién, solamente en los primeros nueve meses del 2021 se triplicó esa cifra y se calcula que el tránsito de personas superó las 91.300 personas de acuerdo con cifras de la Organización de Naciones Unidas.

La situación no merma y, de acuerdo con la Defensoría del Pueblo de Panamá, diariamente cruzan alrededor de 200 personas, por lo que los cálculos del gobierno del país centroamericano es que para el fin de año, el número de migrantes alcance los 150.000 personas en total.

Para atender la situación, desde este 20 de octubre hasta el próximo 22 habrá una cumbre de cancilleres en Cartagena, ciudad colombiana en el Caribe, con las autoridades de diferentes países con el objetivo de establecer las medidas para afrontar la crisis.

“Estaremos analizando analizando el paso de los migrantes por Panamá con una perspectiva amplia, con 22 defensorías del pueblo, organismos de Naciones Unidas, el Sistema Americano y funcionarios e instituciones de la República de Colombia”, informó el defensor del Pueblo de Panamá Eduardo Leblanc González.

El próximo viernes 22 de octubre, el ministro de Seguridad de Panamá, Juan Pino, espera reunirse con su homólogo colombiano, el ministro de Defensa Diego Molano para discutir las acciones en términos de seguridad para la frontera. “Hablar sobre la trata de personas y cómo vamos a unir esfuerzos para organizarnos y combatir el crimen organizado”, señaló el funcionario panameño sobre el encuentro que tendrán en Cartagena.

De acuerdo con las cifras del gobierno de Migración Panamá, aunque son menores a las que ha registrado la ONU, muestran que el tránsito se ha incrementado a medida que avanza el año. Mientras en el mes de enero lo hicieron unas 1.071 personas, en junio alcanzó 10.267 y en agosto 22.130, para un total, a ese mes, de 67,145 personas.

Otra de las cifras que alerta a las autoridades es el aumento del paso de niños y niñas que atraviesan junto a sus padres por la peligrosa y tupida selva del Darién, desde Colombia hacia Panamá. Según el Servicio Nacional de Migración, de enero a septiembre de 2021, el 20% de los migrantes son menores de edad, es decir 18,935 niños, niñas y adolescentes que han cruzado la frontera caminando.

Mientras que en 2017, según cifras de la ONU, el porcentaje de menores en ese fenómeno migratorio correspondía al 2% de las personas, se ha multiplicado por 10 en lo corrido de este año. “La respuesta a las necesidades de los migrantes que transitan irregularmente por Panamá plantea importantes retos relacionados principalmente con la financiación”, dijo Santiago Paz, jefe de Misión de la Organización Internacional para las Migraciones.

Con respecto a cifras, la organización reveló que la mayoría de la población son haitianos (56.600), muchos de ellos acompañados por menores, seguidos de cubanos (12.800), venezolanos (1.500), además de nacionales de países de Asia y África, entre ellos Bangladesh, Senegal, Ghana, Uzbekistán, India y Nepal, dijo la OIM.

La mayoría proviene de países sudamericanos, en una encuesta de la ONU a 732 migrantes en la frontera con Colombia, el 43% manifestó que residía en Chile, el 20% dijo que en Brasil y el 14% aseguró que residía habitualmente en Haití, aunque esa es la nacionalidad de más del 50% de las personas que buscan llegar a Estados Unidos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR