Leguízamo, el segundo municipio más afectado por deforestación en Putumayo

El informe de la organización GEF Corazón de la Amazonía señaló que 3.541 hectáreas fueron deforestadas en el municipio y 13.141 a nivel departamental durante 2020.

Leguízamo, el segundo municipio más afectado por deforestación en Putumayo - EFE/FERNANDO BIZERRA/Archivo
Leguízamo, el segundo municipio más afectado por deforestación en Putumayo - EFE/FERNANDO BIZERRA/Archivo

Leguízamo en Putumayo es uno de los municipios con reservas naturales más grandes que tiene el país en este momento, sin embargo, por su misma riqueza ambiental está pasando por uno de los problemas más graves del ecosistema, la deforestación. Este lugar se encuentra ubicado en la parte noroccidental de la Amazonía colombiana y debido a su localización, está teniendo problemas de expansión agropecuaria en áreas no permitidas, malas prácticas de ganadería extensiva, tala de bosques, minería ilegal y cultivos ilícitos.

De hecho, el reporte que presentó el Ideam en el primer trimestre de 2021, reveló que Puerto Guzmán y Puerto Leguízamo, ambos municipios de Putumayo, tienen la mayor tasa de tala del departamento con más de 3 mil hectáreas afectadas. Adicional, la organización GEF Corazón de la Amazonía señaló que 3.541 hectáreas fueron deforestadas en el municipio y 13.141 a nivel departamental durante 2020.

“El territorio colombiano está cubierto por alrededor de 59,7 millones de hectáreas de bosques naturales en 2020, que corresponden al 52% del área total país. El 62 % de estos bosques se encuentra en la Amazonía”, indicó Gustavo Palacios, vocero de la GEF.

En el último año, los municipios de Puerto Guzmán, Puerto Leguízamo, Puerto Asís y Puerto Caicedo presentaron un deforestación de 11 mil hectáreas, que unificadas corresponden al 85 % del total de las zonas afectadas por esta problemática.

El municipio de Leguízamo ocupa el segundo lugar a nivel con esta problemática más alta, en donde, a pesar de que hay áreas de ecosistema protegidas dentro del Parque Nacional Natural La Paya, la deforestación ilegal ha llegado hasta allí y afectado 1.067 hectáreas.

Leguízamo, el segundo municipio más afectado por deforestación en Putumayo EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo
Leguízamo, el segundo municipio más afectado por deforestación en Putumayo EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo

Según el resultado del informe que se realizó en este departamento por la sección de Alertas Tempranas de Deforestación (ATD), se estableció que en el primer semestre del 2021 el 75 % de las ATD estuvieron concentradas en los municipios de Puerto Guzmán y Puerto Leguízamo, lo grave es que 45 de las alertas fueron incluidas en el Parque Nacional Natural La Paya, un lugar que, en teoría, debería estar protegido de este tipo de prácticas.

“Los municipios con mayor deforestación han sido Puerto Guzmán, con alrededor de 1.953 hectáreas, y Puerto Leguízamo, con 1.144 hectáreas, en el 2021″, explicó Gustavo Palacios, vocero de la GEF.

Por su parte, la Alcaldía de Puerto Leguízamo confirmó que sendero que conecta el casco urbano con el corregimiento de La Tagua es el punto con mayor índice de la disminución de la capa vegetal, “también la bocatoma que surte el acueducto de Puerto Leguízamo, a la entrada del río Caucayá, ha resultado bastante afectada por la deforestación debido a las actividades pecuarias, y siembra de cultivos”, aseguró Sergio Cano, ingeniero ambiental de la Alcaldía municipal.

Deforestación en otras zonas:

El vicepresidente de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Cláudio Maretti, señaló en una entrevista con el Centro ODS para América Latina y el Caribe, de la Universidad de los Andes, que los pactos internacionales para la protección de la Amazonía no han dado resultado.

Maretti, Ph. D. e investigador en geografía, aseguró que no se han cumplido las promesas hechas para la preservación del pulmón verde.

“Hay financiación para conservación, y eso es importante, pero los programas no han sido suficientemente fuertes. La comunidad internacional debe reconocer que los países de América Latina son los países con mayor biodiversidad en el mundo y son, a su vez, los que más esfuerzo han hecho para conservar sus ecosistemas”, señaló el investigador.

Además, afirmó que el país cafetero “ha tenido una evolución de la deforestación de su Amazonía peor que la de Brasil en los últimos 20 años”.

“Durante las últimas décadas, el aumento de la ocupación en las tierras de la Amazonia tiene que ver con los bajos costos de la tierra y el aumento de la población. Hoy en día sale más barato hacer deforestación ilegal para producir que hacer todos los trámites legales. De alguna manera tenemos que mejorar las condiciones y la vigilancia a los ecosistemas para que no se siga ampliando la frontera agrícola”, comentó Maretti.

A su vez, el directivo señaló que los principales obstáculos que enfrenta la Amazonía en su preservación son, la minería, la explotación de petróleo “sin control”, la deforestación y la apropiación ilegal de tierras.

Seguir leyendo:



TE PUEDE INTERESAR