Los inconvenientes que podrían retrasar la entrada en funcionamiento de la turbina 1 de Hidroituango

La auditora internacional Deloitte, presentó algunos temas que podrían representar retrasos en la puesta en marcha de la turbina 1 de la hidroeléctrica de Ituango

Foto de archivo. Trabajadores en un área de construcción en la central hidroeléctrica de Hidroituango, en Ituango, Colombia, 5 de abril, 2019. REUTERS / Luisa González
Foto de archivo. Trabajadores en un área de construcción en la central hidroeléctrica de Hidroituango, en Ituango, Colombia, 5 de abril, 2019. REUTERS / Luisa González

El más reciente informe de la auditora internacional Deloitte, con la cual se buscaba verificar el cronograma de construcción y la puesta en funcionamiento de la primera turbina de Hidroituango, evidenció cinco ítems que dificultarían el cumplimiento de las fechas establecidas.

El documento conocido en exclusiva por Blu Radio presentó algunos puntos vinculados con la ejecución de las obras de la hidroeléctrica de Ituango que presentarían algunas dificultades para el cumplimiento de las fechas debido a varias dificultades dentro de las que se encuentran el impacto del covid-19, la renovación de los contratos y la evaluación de los daños sufridos en la contingencia.

En ese sentido, el documento señala que la administración de las Empresas Públicas de Medellín (EPM) le confirmó a la auditora que continúa en un proceso de evaluación de los daños generados durante la contingencia que se presentó el pasado 28 de abril de 2018, lo que ha incidido en un aumento a 283 los días de retraso.

“Y que de mantenerse esta situación puedan existir subactividades o frentes de obra que puedan ser objeto de modificación, sobre la actividad declarada por EPM a la CREG, no solo en los pesos establecidos, sino en los tiempos de terminación de los trabajos en consecuencia en el cumplimiento de la Curva de ejecución real”, señala el informe conocido por el medio radial.

Asimismo, señala que a pesar de que la EMP logró la renovación de los contratos con las empresas constructoras hasta el 31 de diciembre de 2021, la compañía considera que en el caso que se presente un cambio en el constructor de obras civiles no sería posible cumplir con el cronograma establecido para finales de este año y entregado para la verificación de la curva de ejecución real.

En ese sentido, indicó que esto se debe a que el proceso de transición por óptimo que se de, generaría una afectación en el proceso y de esta manera se establecería una nueva fecha para la puesta en marcha del proyecto de Hidroituango, lo que representaría otro inconveniente para la entrada en operación de la primera turbina.

“Si bien, se continúa trabajando con las medidas de bioseguridad, no se puede prever las condiciones futuras de las entidades del orden municipal, departamental o nacional, las cuales, pueden llegar a afectar los rendimientos de obra, y por lo tanto, la curva de ejecución real, el cronograma para la construcción y la entrada en operación del proyecto”, indicó la firma auditora con relación al impacto del covid-19 en la ejecución del proyecto.

Por otra parte, EPM le confirmó a la consultora que los trabajos en la bocatoma, los cuales se desarrollarían de manera subacuática, podrían generar atrasos en la ejecución y en el cronograma para la entrada en funcionamiento del proyecto, a causa de contingencias adicionales y resultados que no sean los esperados.

Cambio de contratista de Hidroituango generaría racionamiento entre 2022 y 2023

Debido a la posibilidad de cambio de contratista en Hidroituango por las afectaciones y las investigaciones que han surgido en contra de los mismos, se está hablando sobre la posibilidad de que exista un inminente racionamiento en Colombia entre 2022 y 2023.

Caracol Radio asegura que, aunque se logró la reclamación del seguro y un pago del porcentaje por parte de las aseguradoras por el daño de Hidroituango, EMP solo ha recibido 1.3 billones de pesos y falta más del 70 % del dinero para que se viable el proyecto.

SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR