“Yo no soy tibio”: Julián Sastoque revela sus diferencias con Claudia López, si votaría por Petro y su aspiración al Congreso

En entrevista con Infobae Colombia, el concejal de Bogotá por la Alianza Verde expuso sus posiciones políticas, dio su opinión del panorama electoral para el 2022 y del matoneo que recibe del uribismo y petrismo en redes sociales

En las elecciones regionales de 2019, el joven líder bogotano Julián Rodríguez Sastoque, de 23 años, fue elegido, con más de 28 mil votos, como concejal de Bogotá por el partido Alianza Verde. En su momento, los medios de comunicación lo llamaron el concejal más joven del país (lo cual finalmente no fue cierto, le ganó una concejal de Algeciras, Huila, que fue elegida a los 18) y el ejemplo de que la edad no es un impedimento para llegar a cargos públicos importantes.

Si bien Sastoque se ha dado a conocer por su trabajo como concejal de la capital del país, en redes sociales mantiene una fuerte disputa con sus contradictores, unas veces con el uribismo y otras tantas con el petrismo. Lo tildan de ser tibio, de ser el concejal “más joven de la galaxia”, de ser un peón de la alcaldesa Claudia López y hasta lo han amenazado por exponer su posición política.

En entrevista con Infobae Colombia, el joven político reveló que no tiene nada de tibio, que llegó al Concejo a hacer control político a la administración distrital, pero también a liderar proyectos sociales; habló de las diferencias que ha tenido con la alcaldesa López, del debate interno que hoy vive su partido, Alianza Verde, por las elecciones de 2022 y de sus aspiraciones políticas una vez deje el cargo como concejal en 2024.

Infobae Colombia: Usted es el concejal más joven que tiene Bogotá pero, curiosamente, ese título también lo utilizan en redes sociales para ofenderlo. ¿Le gusta que le recalquen que es el más joven?

Julián Sastoque (JS): Eso no es algo que haya dicho yo, eso lo dijeron en su momento unos cinco medios cuando gané las elecciones. De ahí en adelante la gente hizo una locución para decir qué chévere que lleguen jóvenes a la política y otros para matoniarme en redes sociales y creo que le hace mucho daño a la democracia, más allá de que me guste a mí o no me guste, es casi que ridiculizar o caricaturizar el ejercicio político de los jóvenes en Colombia.

Ojalá que lleguen muchos más jóvenes y no los señores que llevan 30 años atornillados en las distintas corporaciones públicas.

Yo sí creo que más allá que me guste o no, pues qué bonito que la oposición mía todo el tiempo lo esté diciendo y me posicione y sean los que me den más visibilidad y publicidad en los medios y en las redes sociales. Porque eso quiere decir que me dedican mucho tiempo de su agenda para poder hablar de mí.

Pero, por otro lado, creo que sí hay que combatir todo discurso que trate de estigmatizar la labor de los jóvenes que hacemos en política.

Infobae Colombia: En estos casi dos años siendo concejal de Bogotá, ¿siente que ha motivado a otros jóvenes que quieren entrar en política?

JS: Precisamente, en muchos casos los jóvenes no quieren porque pasan cosas como lo que me pasa a mí actualmente, y es que llega uno esta edad y entonces desde sus propios colegas en el Concejo y en otras corporaciones ya lo tratan a uno de “muchachito”, “jovencito” y que tan irrespetuoso, que no tiene la experiencia y las capacidades para decir esto o lo otro.

Yo creo que hoy la tarea de los que llegamos jóvenes, que somos muchos en el país, es abrirle el camino o hacérselo un poquito más fácil de lo que nos toca a nosotros vivir a los que vienen detrás.

Julián Sastoque ha presentando proyectos en temas como empleo para estudiantes, conectividad a internet, emprendimiento rural, lucha contra el acoso sexual, becas para estudios de medicina, orientación profesional y vocacional y deporte.
Julián Sastoque ha presentando proyectos en temas como empleo para estudiantes, conectividad a internet, emprendimiento rural, lucha contra el acoso sexual, becas para estudios de medicina, orientación profesional y vocacional y deporte.

Creo que la clave hoy en política, para evitar liderazgos políticos mesiánicos y de caudillos, es hacer escuela. Aquí hay políticos a los que les cuesta entregar la batuta, saber cuándo tienen que apartarse y ayudar a construir con otro que lidere con otro u otra, porque especialmente las mujeres la tienen mucho más difícil en Colombia, para todo tienen una doble barrera.

Yo me he encargado en este año y 10 meses en el Concejo de hacer tres escuelas de liderazgo político para jóvenes en todo el país, desde la virtualidad, desde mis redes sociales, invitándolos a unirse y beneficiamos a más de 1.200 jóvenes que se pudieron formar, de todas las regiones del país, para aprender sobre el liderazgo político.

Infobae Colombia: Su trabajo también es hacerle control político a la alcaldía de Claudia López. Se entiende que son del mismo partido y que usted hizo campaña por ella, pero ¿hay temas en los que usted no esté de acuerdo con la alcaldesa?

JS: A veces lo que no se entiende es que existen partidos que son de gobierno, independientes y de oposición. Lamentablemente, muchas de las críticas contra la alcaldesa vienen de un sector alternativo. Nosotros, desde este lado de la política, casi que no hemos tenido vocación de poder y pues poquitas son las veces que hemos podido gobernar.

La ciudadanía debería entender que si yo hice equipo con Claudia López para hacer candidato al Concejo y ella es mi candidata a la Alcaldía y construimos un programa de gobierno pues lleguemos a defender ese proyecto político de otros políticos que legítimamente se declaran en oposición o en independencia.

Sin embargo, recuerdo mucho que la primera crítica dura que hice contra la alcaldesa, y se la hice tanto en público como en privado, fue el tema de Altos de la Estancia, recién arrancamos la pandemia. Empezamos a ver esta situación de los desalojos que, evidentemente tienen una justificación técnica, pero sí creo que en ese momento se hizo una reflexión.

Creo que en muchos casos a la alcaldesa también la paciencia le ha pasado factura frente a algunas decisiones o algunos pronunciamientos. Uno tiene que cuidar mucho las palabras, pero entiendo también que esta es una coyuntura muy compleja para cualquier mandatario.

Nosotros fuimos elegidos en una ciudad, en un país y en un mundo totalmente distinto al de hoy. Tuvimos pandemia y luego, en unos meses, tuvimos una de las peores situaciones de violencia y tragedias en Bogotá, como lo fue el 9 y 10 de septiembre, y luego el paro, y nos ha tocado aprender a gobernar en otros tiempos, bajo otra lógica y, sobre todo, aprender a sobrevivir en unos tiempos tan complejos para el mundo.

Infobae Colombia: Precisamente sobre las problemáticas que afronta la ciudad, una de ellas es la inseguridad. La respuesta de la Alcaldía es tener mano fuerte, militarizaron la ciudad y la alcaldesa hasta cuestionó a los jueces. ¿Cuál es su posición y qué propone diferente a lo que ha hecho López?

JS: Recordemos una de las críticas públicas que hice yo y lo dije en el Concejo y lo dije mis redes sociales, yo creo que Bogotá no puede permitir que tengamos militares patrullando las calles con armas largas. Yo sí creo que ese es un grave error y se lo dije al secretario de Seguridad. También creo que la asistencia militar debe ser en términos estratégicos.

Esto que está pasando en Bogotá, está pasando en muchas grandes ciudades. Son los efectos de décadas de retrasos de avance social y por supuesto que la situación deteriorada en términos de pobreza y desigualdad llevan a muchos a ser instrumentalizados por la delincuencia para sus actividades criminales.

Julián Sastoque citó a 23 debates de control político a la administración sobre diferentes temas en 2020.
Julián Sastoque citó a 23 debates de control político a la administración sobre diferentes temas en 2020.

Pero la inseguridad es una situación y es un problema multivariable y aquí no podemos desconocer que hay presencia de actores organizados y estructuras criminales que realmente se lucran de eso.

El cabecilla no vive en Ciudad Bolívar o en la periferia más vulnerable de la ciudad, sino que viven en un apartamento de estrato 6 y la tarea aquí es titánica, es poder ir tras esos cabecillas y esos jefes de las organizaciones criminales.

Aquí tiene que haber un plan contundente, tiene que haber un trabajo mancomunado entre el Gobierno nacional y el local para ir tras las cabezas principales de esas organizaciones porque es la única forma desmantelarlas.

Creo que en Bogotá esa solución no es patrullando las calles con armas largas porque además se ve horroroso en una ciudad como Bogotá que es democrática incluyente y respetuosa a los derechos humanos.

Infobae Colombia: Sobre las elecciones de 2022, usted pertenece a un partido político que hoy está debatiendo si ir con la Coalición de la Esperanza o con el Pacto Histórico. ¿Qué posición toma usted sobre esa discución?

JS: Bueno, pues yo he hecho siempre públicas mis posiciones políticas. Yo creo que entre otras cosas, por eso es que a uno se la montan a veces sus fans detractores y es que a uno como joven política le toca tener mucho carácter, además decir las cosas de frente.

Esto es un escenario muy hostil y creo que sin duda alguna hacer política en Colombia a los 22, 23, 25 años implica de una absoluta convicción y de cero tibieza, si algo a mí no me pueden decir en la vida, es que yo soy tibio, eso sí lo tengo clarísimo. Soy una persona que se ha hecho en política por posiciones contundentes por decirle al político X o Z que es, lo que pienso de su ejercicio y de su liderazgo.

Nosotros vamos a escoger el mejor camino para Colombia que requiere un cambio contundente y profundo, pero que no siga incendiando el país en una violencia política innecesaria, por lo cual estamos llamados a ser contundentes y valientes pero también a reconciliar el país.

Yo creo que esa opción de cambio hoy la representa la Coalición de la Esperanza y el partido Alianza Verde tiene que jugar un rol fundamental. Es inaceptable que en el año 2022 en las presidenciales, el verde no esté en el tarjetón electoral.

Por qué estar en la consulta de la Coalición de la Esperanza y no en la del Pacto Histórico, es un ejercicio de simple coherencia política. Nosotros no podemos aliarnos con quienes han intentado destruirnos, difamarnos y atacarnos en el último año y nueve meses.

Infobae Colombia: ¿A qué se refiere con que desde el Pacto intentan destruirlos?

JS: Antes de ser concejal, quienes me hicieron la vida imposible fueron los uribistas. El uribismo me hizo a mí la vida imposible y representó incluso amenazas a mi vida. Hoy los que están intentando destruir lo que soy, lo que represento como líder, como concejal, mi trabajo y mi honra y mi familia ha sido el petrismo.

Así como me ha pasado a mí le ha pasado a mucho líderes del partido Alianza Verde desde Angélica Lozano, Juanita Goebertus y la misma alcaldesa Claudia López, al punto tal de que hoy Colombia Humana es oposición oficial en Bogotá.

Somos proyectos distintos y si somos proyectos distintos en la capital colombiana es absolutamente claro que lo que representamos frente a ellos es una opción de cambio distinta que ambas son legítimas pero que son diferentes y así deben competir en democracia. Lo mejor que le puede pasar a la democracia colombiana en marzo DE 2022, es que hayan varias consultas.

/ Colprensa
/ Colprensa

Y frente a lo que propone Camilo Romero es inviable eso de ir todos unidos a una consulta y que todo gire en una sola persona en primera vuelta. Lo que hace justamente es no permitir que la gente escoja en libertad distintas opciones de cambio en primera vuelta y que la consulta precisamente sea un mecanismo, además de medir fuerzas.

No vamos a estar en el Pacto Histórico. Yo no voy a estar el Pacto porque no voy a apoyar un proyecto político caudillista en donde solamente se hace lo que dice y representa Gustavo Petro que creo además no es el cambio que el país merece.

Infobae Colombia: ¿Si Gustavo Petro es quien llega a ganar la presidencia en el 22, lo ve como un peligro?

JS: A mí me asustó y lo vi como un peligro en el 2018 por una razón y fue su propósito inicial de hacer una hacer una Asamblea Constituyente que luego se echó para atrás y fue uno de los compromisos que se firmó con Antana Mockus y con Claudia López.

Yo francamente no sé hasta qué punto esté dispuesto Gustavo Petro a respetar la Constitución. De hecho por esa razón, porque era una de sus banderas de campaña, inicialmente no voté por él, yo voté por Humberto de la Calle.

Petro en este momento para mí si representa un peligro inicialmente con el propósito de la Constituyente yo hoy le puedo decir después de ver muchos de sus pronunciamientos sobre la emisión monetaria sobre interferir en los dividendos, en otras situaciones relacionadas con la propiedad privada, me sigue generando series preocupaciones y no sé si él esté dispuesto a respetar un solo periodo y mandato.

Infobae Colombia: En segunda vuelta es muy probable que se repita lo de 2018, que llegue Petro y el candidato del uribismo o derecha. ¿Qué decisión tomaría usted en la votación de la segunda vuelta en ese escenario?

JS: Yo no soy un hombre de tibiezas. Hoy quiero decirle que respeto y reconozco con más fuerza que hace dos años a la gente que votó en blanco, hoy los entiendo más después de ser víctima del acoso del petrismo.

Yo voté por Petro en segunda vuelta en el 2018 y le hice campaña de frente y convencí a mis amigos con los que estábamos en la campaña De la Calle con los que conocí en la campaña de Fajardo de que votaran por Petro, porque era un voto más antiuribista.

Yo esperaría que no esté ninguna de las dos opciones o al menos que no esté la opción del uribismo para poder elegir con toda tranquilidad mi candidato o el de la Coalición de la Esperanza.

(Reuters)
(Reuters)

Pero si el escenario es entre Gustavo Petro y nuevamente la representación de la derecha, queda muy difícil, pero yo obviamente votaría por la opción de cambio que representa Petro con base en un acuerdo colectivo de segunda vuelta entre distintas fuerzas políticas. Ahora, no saldría hacerle campaña, por todo lo que eso ha representado en términos de coherencia política con nuestro movimiento.

Infobae Colombia: Una vez culmine su etapa como concejal de Bogotá, ¿cuál es su aspiración?

JS: Yo la verdad tengo claro que lo público hace parte de mi proyecto de vida y lo será por muchos años más. Creo que uno tiene que tomar decisiones también conforme a la coyuntura, hay que tener varios escenarios y varios caminos en lo político. Si ganamos el Gobierno nacional el otro año, yo quisiera llegar en el año 2026 al Congreso de la República, yo sí quiero saltar del Concejo al Congreso.

Yo quiero decir con absoluta convicción que yo quisiera que ganáramos el gobierno nacional y poner mi hoja de vida, mi experiencia y mi equipo al servicio de un proyecto de país, porque siempre he tenido mucha más pasión por los temas nacionales, así que ojalá que ganemos y me veo en ese gobierno una vez termine el concejo de Bogotá.

Yo no represento legítimamente a todos los jóvenes colombianos pero sí tengo como propósito en la vida, mientras sea joven, trabajar por ellos, porque he tenido que vivir esas mismas dificultades y creo que los políticos tenemos que llegar sobre todo a brindar soluciones, a ser antídoto y no ser antitodo en un país que requiere de tantos cambios.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR