“El uribismo ha pretendido callar nuestra voz”: Roy Barreras se defiende del episodio del maletín, habla de 2022 y hace una invitación a Fajardo

El senador y precandidato presidencial en diálogo con Infobae Colombia se refirió a la polémica que se armó por un maletín que olvidó en un hotel, de las denuncias que interpondrá contra el gobierno y un medio de comunicación, pero también de cómo ve las elecciones de 2022 como precandidato del Pacto Histórico

El senador Roy Barreras señaló sentirse “mamado” de las calumnias, que asegura él, le han montado desde hace 10 años cuando decidió acompañar las negociaciones de paz con las Farc durante el gobierno de Juan Manuel Santos. Hace unos días, estuvo en el centro de una polémica por cuenta de un video que se filtró y por el que anunció este 1 de septiembre, denuncias en contra del gobierno de Iván Duque y de la revista Semana, que publicó la grabación.

En conversación con Infobae Colombia, Barreras entregó más detalles sobre lo que pasó ese día en el hotel La Opera, en el centro de Bogotá, sobre la supuesta persecución que dice él están haciendo desde sectores políticos en contra de la oposición, pero también habló de su papel en las elecciones de 2022 e insistió en que los alternos deben unirse para ganar la presidencia de Colombia, por lo que le lanzó una invitación a Sergio Fajardo.

Infobae Colombia: Senador, hablemos primero que todo sobre toda esta polémica que se armó por el video que publicó revista Semana de un maletín suyo que contenía varios fajos de billetes. ¿Por qué cargaba esa suma de dinero en un maletín?

Roy Barreras (RB): Esta mañana hice una rueda de prensa acompañado del exfiscal Eduardo Montealegre, del abogado Miguel Ángel del Río y el coronel Martín Arrauth, que es un experto en contrainteligencia, y anuncié acciones judiciales en contra de los agentes del Estado de la Casa de Nariño que hicieron ese montaje.

Un montaje con el explícito propósito de hacer daño, en el que como suele ocurrir en ese modus operandi, que no es la primera vez de que somos víctimas, agentes del Estado hacen interceptaciones ilegales o procedimientos ilegales como en este caso para luego con esa información transmitírsela a un medio de comunicación uribista o convertido en un aparato de información uribista. Esta revista genera un titular escandaloso que produce un estallido en las redes sociales de las bodeguitas uribistas.

Para los internautas seguramente resulte absurdo este episodio. Si usted está en un aeropuerto y se le queda su paraguas, o su maletín o su cartera, pues lo llaman. Le dicen, se le quedó su maletín aquí se lo tengo, si no sabe de quién es lo llevan a una oficina que se llama de objetos perdidos. Si usted se identifica se lo entregan pero nadie se atreve a esculcarlo ni revolcarlo. Bueno, pues los agentes de la Casa de Nariño se tomaron 45 minutos sabiendo quién era el dueño del maletín de mano y lo hicieron con el explícito propósito de fabricar y editar ese vídeo.

Como el propio video engañoso de la revista lo muestra son menos de tres millones de pesos que cualquier colombiano tiene derecho a usar, porque es mi maleta, mis documentos, mi dinero y por supuesto convertido en titular engañoso termina en generar una calumnia.

Lo que hay en el fondo es la criminalización del uso del efectivo; a usted, a mí, a los internautas, los banqueros les cobran cada vez que hace un retiro con tarjeta débito, le cobran a usted por usar su dinero porque es su dinero y no hay que ser ingenuo para recordar que esa revista es propiedad de un banquero.

Infobae Colombia: ¿Qué buscan a quienes usted acusa de hacer esto?

RB: Hay un doble objetivo, el objetivo uribista militante de destruir a la oposición. Cabe recordar las carátulas continuas de esa revista contra Gustavo Petro, contra el Polo Democrático, contra Gustavo Bolívar y este fin de semana contra mí. Todos los denunciantes, simultáneamente trinaron: Álvaro Uribe Vélez, María Fernanda Cabal, Alfredo Ramos, Pacho Santos, entre otros, y los que he mencionado no solo calumnian en sus trinos, porque es un delito, sino que además todos tienen vínculos con el narcoparamilitarismo.

Me mamé de las calumnias, llevan una década insultándome, calumniándome. Yo, por respeto no solamente a la justicia sino también a los medios de comunicación e incluso a los adversarios, nunca antes respondí pero ya basta, no vamos a permitir que a punta de calumnias pretendan detener el mejor ejercicio democrático de la oposición que se ha hecho.

Infobae Colombia: ¿Suele entonces llevar dinero en efectivo con usted, guardado en maletines?

RB: Yo no he dicho eso. Mis abogados le informaron a la opinión pública que para no permitir el segundo daño que pretende el uribismo, que primero es destruir la imagen y el segundo distraernos, hacernos perder tiempo. Yo esta mañana les decía que tengan la certeza que los 80 senadores gobiernistas que están entregados al gobierno que votan todo, incluyendo la reforma tributaria, nadie les está montando esta perseguidora.

Por su puesto, en su cartera, en mi billetera o en el maletín de una señora no caben los 70.000 millones que se robaron de MinTIC, ni los billones en corrupción, ni los dineros de los narcos como el Ñeñe Hernández y como los demás mafiosos y carteles que le dan sustento a este narco régimen, que además nos ha devuelto a épocas de sangre.

No es tendencia desafortunadamente en las redes sociales que llegamos a la masacre número 68, que siguen matando líderes sociales y ambientales. Nos distraen en temas que son cortinas de humo.

Infobae Colombia: Si bien la campaña presidencial no ha arrancado de manera oficial, ya hay varios candidatos, entre ellos usted, generando propuestas, debates, etc. ¿Por qué cree que estamos viviendo esta especie de campaña presidencial prematura?

RB: Porque no hay gobierno. Este gobierno, que ofreció hacer trizas la paz, lo que hizo trizas fue la seguridad y la economía y el empleo es el peor gobierno de la historia, lo saben los colombianos y así lo califican. Y cuando hay desgobierno, la gente empieza a percibir quién es el cambio. Por eso esta prematura campaña.

Sin embargo, se empiezan a perfilar claramente las opciones que tendrán los ciudadanos; o la continuidad de este régimen de Uribe-Duque a través de un candidato de la extrema derecha disfrazado de centro derecha porque hay varios, todos los clanes, exgobernadores, exalcaldes, los partidos políticos, todos están ahí revueltos. Todos los Ñeñes que están ahí esperanzados en un gobierno impune.

Habrá una coalición en el centro, verde, esta ecuación que ha tratado de armarse hace rato. Esperemos que de ahí salga algún candidato. Y está el Pacto Histórico, que es la única coalición sólida, clara, que significa el cambio real, que no tiene divisiones, ni fracturas que puntea en las encuestas.

Tenemos una noticia fabulosa para las mujeres colombianas del pacto que ofrecerá a este país la única lista cerrada con paridad de género. La mitad de las curules del Pacto Histórico serán ocupadas por mujeres. Es hora de que las mujeres tengan vocería propia y la lista con variedad de género cerrada del pacto será la más incluyente de la historia democrática del país.

Infobae Colombia: Si es Gustavo Petro quien gana la consulta del Pacto Histórico, ¿buscará ser su fórmula vicepresidencial, o qué otro rol le gustaría tener en esa coalición?

RB: Yo lo que quiero es que se garantice la implementación del Acuerdo de Paz que tuve el honor de firmar y de construir. Llevo una década en esta tarea. Recordaba recientemente que en el 2011 tuve también el honor de hacer la ponencia de la Ley de Víctimas, en la que se reconoció el conflicto armado.

Llevamos 10 años defendiendo la paz, defendiendo a las víctimas presentes el marco para la paz. Defendimos las 16 curules de las víctimas, ganamos una tutela que permitió y obligó al gobierno a firmar esa ley.

Esa es mi presencia en el Pacto Histórico, garantizar el Acuerdo de Paz. Yo tengo una gran ilusión de que el cambio real llegue con el Pacto Histórico en marzo y mayo de 2022.

Infobae Colombia: ¿Cree que habrá una alianza entre la Coalición de la Esperanza, los verdes y el Pacto Histórico antes de la primera vuelta?

RB: En el 2018 algunos se fueron a ver ballenas o votaron en blanco en la segunda vuelta. Pero yo he reiterado públicamente la invitación a la docena de precandidatos que hay en el centro-verde a que hagamos una sola consulta sin vetos, abierta a todos los sectores independientes alternativos, todos los que creemos en la paz, en la vida, en la democracia. Tenemos mucho en común, creemos en el medio ambiente, respetamos a las Cortes, creemos en las instituciones, defendemos la Constitución del 91.

Tenemos diferencias, claro, por supuesto, diferencias en el manejo de la economía, diferencias en la gradualidad del cambio, porque algunos voceros de ese centro son tímidos y tibios en el cambio y dicen que no hay que hacerlo todavía, que de a poquito, es que es un poco decir que todo siga igual.

Estaremos de acuerdo en la segunda vuelta, le anticipo que sé que estaremos juntos en la segunda vuelta. Y en la campaña, naturalmente si no hay una sola consulta de ellos porque temen perderla con nosotros, pues en la segunda vuelta seguramente estaremos juntos, unidos por el deseo de defender entre otras el Acuerdo de Paz que es nuestra prioridad.

Infobae Colombia: ¿Para usted, qué le esperaría a Colombia con un presidente que nuevamente sea de las bases uribistas o conservadoras?

RB: Uno se resiste a creer que los colombianos quieran reelegir a Duque eligiendo de nuevo el que diga Uribe. Y que este fracaso en la seguridad en las calles, en la inseguridad urbana, en esa legitimación del delito, que significa que los narcos y los paras aparecen todos en fotografías, no hay un sector legal de esa naturaleza que no tenga fotografías con Uribe, con Duque o con los dirigentes del Centro Democrático.

Me resisto a que la derecha colombiana tenga otra vez el favor de los colombianos. Yo creo que van a ser derrotados y creo que para bien de Colombia, habrá un gobierno democrático y aprovecho esta entrevista en Infobae Colombia para hacerle una invitación abierta, además concreta y directa, a Sergio Fajardo, que las encuestas siguen marcando a pesar de que lo han abandonado los verdes.

Yo creo que una solución para ganar en primera vuelta es cuando Fajardo se anime hacer la consulta con el Pacto Histórico, eso resuelve y unifica las dos corrientes de opinión más fuertes que en el 2018, en primera vuelta sacaron de sobra los votos suficientes para poner presidente. En ese momento no se pusieron de acuerdo a tiempo. Ojalá Sergio se animara hacer una consulta con el pacto.

Infobae Colombia: ¿Le gusta la candidatura de Alejandro Gaviria?

RB: A mí me gusta que se haya lanzado, a mí me parece que está bien que entre al debate. Siempre será interesante debatir con alguien que tiene una experiencia académica y con quien se puede conversar al más alto nivel. Creo que Alejandro Gaviria es un liberal humanista y comparto con él siete de los 60 puntos que hizo públicos.

Estoy seguro que una solución a la maldición de narcotráfico es la legalización de las drogas, lo escribí hace 20 años. La prohibición es el crimen. Pero también estoy de acuerdo con él, en el derecho de la minorías, estoy de acuerdo con él como médico, en un tema complejo que es el tema del derecho a morir dignamente. Yo creo que es un liberal humanista, pero creo que es un neoliberalista económico. Creo que es un hombre muy cercano a los señores financieros que tiene una visión del Estado que privilegia esa hiper financiación.

Infobae Colombia: A usted le critican mucho que pasa de un grupo político a otro. ¿Cómo le puede explicar a los colombianos su posición política y por qué ha variado con el paso del tiempo?

RB: Ese es otro de los artefactos con el que el uribismo ha intentado destruir esta voz, porque simplemente es mentira esta afirmación. Uno podría ver a Winston Churchill que defendió ese hecho con una frase que después se hizo famosa: “los únicos que no cambian de opinión son los idiotas”.

En Colombia, Sergio Fajardo, Germán Vargas Lleras, el propio Juan Manuel Santos se han cambiado de partido. El que menos veces se ha cambiado de partido he sido yo, pero bien habría podido hacerlo.

Fui militante del Nuevo Liberalismo, yo era parte de la juventud del Nuevo Liberalismo que luego se convirtió en Cambio Radical tras el asesinato de Galán. Y estuve en Cambio Radical todo el tiempo hasta que llegó una persona extraña que fue Vargas Lleras y decidió expulsarme.

Entonces, milité hace más de doce años con Juan Manuel Santos, donde no me he movido del Partido de La U, partido que fundó Santos para la paz y que traicionó las banderas de la paz cuando se declaró partido de gobierno y se vendió. Eso era inconcebible, quién cambió de ideas fue el partido y hacia imposible que continuáramos en él.

Hoy soy un hombre independiente, no milito en ningún partido. Pero desde mi posición liberal socialdemócrata que defiende las tesis de la tercera vía y el Acuerdo de Paz estoy compitiendo con Gustavo Petro en el Pacto Histórico. Yo no soy petrista, no soy de la Colombia Humana, respeto y admiro la coherencia de la izquierda colombiana que no ha podido ganar nunca y tiene ahora una oportunidad, pero yo no milito en la izquierda, de manera que esa caricatura del cambio de partido es otra de las infamias con que el uribismo ha pretendido callar nuestra voz sin éxito.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR