Amenaza por deslizamientos de tierra se mantiene durante segunda temporada de lluvias en Colombia

El Ministerio de Ambiente indicó que el aumento de las precipitaciones en la región del Pacífico y Andina mantiene en alerta a las autoridades

Como consecuencia de 21 deslizamientos, 20 inundaciones, 13 vendavales, 9 temporales y 4 avenidas torrenciales resultaron afectadas 6.497 familias en todo el país. Fotografía de archivo. EFE/Ricardo Maldonado Rozo
Como consecuencia de 21 deslizamientos, 20 inundaciones, 13 vendavales, 9 temporales y 4 avenidas torrenciales resultaron afectadas 6.497 familias en todo el país. Fotografía de archivo. EFE/Ricardo Maldonado Rozo

El Ministerio de Ambiente de Colombia y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) advirtieron que se mantiene la amenaza por deslizamientos de tierra en algunos sectores del territorio nacional debido a la alta probabilidad de un incremento de lluvias en lo que resta de septiembre, octubre y noviembre.

Debido a la segunda ola invernal que se presenta en el país, la cartera de Ambiente instó a los sectores de infraestructura vial, servicios públicos, transporte y recreación, entre otros, estar alerta frente a la amenaza por deslizamiento en áreas inestables de ladera, especialmente en la región del Pacífico y Andina.

Estamos monitoreando permanentemente el comportamiento de esta segunda temporada de lluvias, para transmitirles a los colombianos de forma oportuna la información pertinente con el fin de mitigar los efectos negativos que pueden presentarse. Es el momento para recordar, una vez más, que el cambio climático es una realidad, y entre todos, con buenas prácticas sostenibles, debemos contrarrestar sus efectos adversos”, puntualizó el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa.

Según los datos de las autoridades los departamentos que tendrían mayor riesgo de presentar deslizamientos son Chocó, Nariño, Cauca, Boyacá, Cundinamarca, Antioquia, y las regiones de los piedemontes llanero y amazónico, y se pronostica para noviembre un incremento en las lluvias en las regiones Andina, Caribe y la Orinoquía.

A su vez, se prevé un aumento de lluvias entre un 10 % y 20 % en los departamentos de Chocó, Magdalena, Atlántico, Cesar, Norte de Santander, Cundinamarca, Boyacá, y el centro de Bolívar, razón por la cual las autoridades de salud también emitieron una serie de recomendaciones para evitar infecciones respiratorias.

Debido a la segunda temporada de lluvias y a los riesgos que se pueden presentar en algunas regiones del país el Ministerio de Ambiente, el Ideam, la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgo de Desastres (Ungrd), la Dirección Nacional de Bomberos, y la Asociación Nacional de Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible (Asocars) activaron la Mesa Técnica Ambiental para formular un plan de acción en base a los procesos de gestión de riesgo de desastres.

Dicha mesa prepara una comunicación con recomendaciones para la ciudadanía, alcaldes, gobernadores, autoridades ambientales e institutos de investigación de todo el Sistema Nacional Ambiental (SINA) sobre la temporada de lluvias; además, formuló la estrategia de comunicaciones para autoridades ambientales frente a los efectos de la segunda temporada de lluvias”, indicó la cartera de Ambiente.

Asimismo, llevará a cabo un monitoreo constante de la segunda oleada invernal con la presentación de boletines diarios del Ideam y la realización de talleres junto a las autoridades locales en Caquetá, Boyacá, Valle del Cauca, Chocó, Bolívar, Sucre, Norte de Santander, Putumayo, Meta, Nariño, Magdalena, Caldas, Casanare, Arauca y Antioquia.

Recomendaciones

Ante la probabilidad de crecientes súbitas en los afluentes del país y deslizamientos en zonas inestables a causa de las precipitaciones, la entidad invitó a los alcaldes, gobernadores y al Sistema Nacional de Gestión del Riesgo para acatar una serie de recomendaciones:

1. Estar atentos a los comunicados e información emitida por el Ideam y las demás autoridades locales y municipales de emergencia.

2. No acercarse a las márgenes de los ríos y no cruzarlos cuando se presenten lluvias fuertes.

3. No arrojar basuras ni escombros en quebradas, ríos y calles de centros urbanos.

4. Monitorear el estado de los acueductos veredales y realizar su mantenimiento preventivo.

5. Disponer y compartir con los familiares y vecinos de los números telefónicos de los organismos de respuesta municipales.

6. Tener un maletín con copia de los documentos de identidad de cada uno de los integrantes del núcleo familiar, prendas de vestir de recambio, alimentos enlatados, agua, silbato, un radio con pilas y una linterna.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR