Cancillería solicitó suspender la subasta de 25 piezas precolombinas en Alemania

De los más de 300 lotes que pretendían subastarse, 25 le pertenecen a Colombia, según el análisis de expertos. Se está en la búsqueda del retorno de aquellas obras a territorio nacional

Piezas precolombinas
Piezas precolombinas

Esta semana se encendió una polémica debido a la subasta de piezas precolombinas realizada por la Casa de Subastas Gerhard Hirsch en Alemania. Bajo el argumentó de una lesión grave en contra de los derechos fundamentales de sus respectivos pueblos, se alzaron voces de protesta para condenar la compra y venta de estos objetos que, a cambio, deberían estar resguardados y protegidos por su importancia histórica y social. La Cancillería, en respuesta, manifestó que ya se inició una ruta de acción para esclarecer la situación que tanta indignación generó por aquellos días.

”El 16 de septiembre de 2021 la Embajada de Colombia en Alemania tuvo conocimiento de que la Casa de Subastas Gerhard Hirsch planeaba llevar a cabo el 21 de septiembre de 2021 una subasta de arte precolombino. El Ministerio de Relaciones Exteriores activó inmediatamente la hoja de ruta sugerida para estos casos por la Mesa de Repatriación del “Convenio de Cooperación 2990-01-2017 para Prevenir y Contrarrestar el Tráfico Ilícito de Bienes del Patrimonio Cultural Colombiano” y solicitó un peritaje sobre la pertenencia de las piezas al patrimonio arqueológico al Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), autoridad en la materia” se lee en el comunicado que hizo pública la entidad al respecto.

En total, según lo reportado por medios de comunicación nacionales e internacionales, se trata de 320 piezas que, además, aproximadamente, tendrían hasta dos mil años de antigüedad. Entre ellas, explicó el portal de Prensa Libre, hay cuencos de cerámica del área de Coclé, en Panamá, estilo Coclé-Parita y Coclé-Conte, que estarían siendo subastando en precios que ascienden a €300 y €1 mil 600 (US$352 y US$1 mil 878).

Según explicó la Cancillería, el ICANH informó, el 20 de septiembre de 2021 que, teniendo en cuenta las evidencias que tenían de las más de 300 piezas exhibidas en la Casa de Subastas, 25 hacen parte del patrimonio arqueológico colombiano, es decir, “están sujetos al régimen especial de protección que sobre los bienes arqueológicos establece la normatividad colombiana.”.

“La Embajada de Colombia en Alemania ha hecho parte de los pronunciamientos escritos, verbales y de prensa conjuntos con otros Estados que han identificado piezas que pertenecen a su patrimonio, en los que se ha solicitado que se detenga la subasta ”, comunicó la Cancillería.

Representantes diplomáticos de once países latinoamericanos protestaron este martes en Berlín por la subasta prevista en Múnich (sur de Alemania) de más de 320 objetos de arte precolombino porque "lesiona gravemente" los derechos fundamentales de sus respectivos pueblos. Las piezas, algunas de ellas con más de dos mil años de antigüedad, están a la venta en la casa de subastas Gerhard Hirsch y proceden, según los diplomáticos, de 7 países latinoamericanos, que intentaron que la venta no se celebre. EFE/ Javier Alonso
Representantes diplomáticos de once países latinoamericanos protestaron este martes en Berlín por la subasta prevista en Múnich (sur de Alemania) de más de 320 objetos de arte precolombino porque "lesiona gravemente" los derechos fundamentales de sus respectivos pueblos. Las piezas, algunas de ellas con más de dos mil años de antigüedad, están a la venta en la casa de subastas Gerhard Hirsch y proceden, según los diplomáticos, de 7 países latinoamericanos, que intentaron que la venta no se celebre. EFE/ Javier Alonso

Los argumentos que tiene la Cancillería para adelantar este tipo de medidas, según detallaron, se sustentan, entre otras cosas, en lo que recita el artículo 72 de la Constitución Política de Colombia y la Ley 1185 de 2008, que habla sobre la forma en la que el patrimonio cultural de la Nación está bajo la protección del Estado. “En esa medida, el patrimonio arqueológico y otros bienes culturales que conforman la identidad nacional, pertenecen a la Nación y son inalienables, inembargables e imprescriptibles”, especifican.

Así como 25 piezas le pertenecerían a Colombia, otros países latinoamericanos han reclamado su poderío sobre las demás piezas prehispánicas, entre ellos, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Panamá y Perú.

“Colombia apoya la solicitud realizada por los otros países de la región que han identificado piezas que pertenecen a su patrimonio, dirigida a los tenedores de las piezas para que presenten documentación sobre su procedencia y para que se suspenda la subasta”, manifestó la Cancillería que, a su vez, recordó que el país tiene como prioridad ’tender puentes de diálogo’ para lograr la restitución de los bienes de su patrimonio arqueológico.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, tal y como quedó plasmado en el documento informativo, y de interés público, envió instrucciones a la Embajada de Colombia en Alemania para esclarecer la situación con las autoridades de ese país europeo. A su vez, se está definiendo la hoja de ruta al interior de la ‘Mesa de Repatriación’, para establecer tareas particulares que deben ejecutar otras entidades del Estado que también tienen situaciones por resolver dentro de este caso.

“Los pueblos originarios sufrieron un saqueo de sus bienes, de su patrimonio cultural, de su patrimonio más allá de lo cultural, se diezmaron sus poblaciones y su cultura en general, esa connotación es la que tiene. Yo no creo que los compradores de buena fe sepan, quieran ser parte de esa historia, de ese comercio”, opinó el diplomático mexicano, quien fue respaldado por el embajador colombiano Hans-Peter Knudsen Quevedo.


Seguir leyendo:



TE PUEDE INTERESAR