Los mejores destinos cerca de Bogotá para viajar en moto

Conozca algunos de los municipios cercanos a la capital, populares por su fácil acceso en motocicleta

Villa de Leyva, Boyacá, Colombia. Viviendo el camino.
Villa de Leyva, Boyacá, Colombia. Viviendo el camino.

Viajar cerca de casa es una tendencia creciente dentro de las preferencias de los colombianos, más aún entre los habitantes de las grandes ciudades como la capital de la República. En ese sentido, la motocicleta es un medio de transporte que cobra cada vez más importancia en los viajeros, ya que permite disfrutar del paisaje, así como de la facilidad de aparcamiento y movilidad por zonas para las que es difícil el ingreso en automóvil, sin olvidar, claro, la economía en combustible y peajes que posibilita este medio de transporte.

De hecho, son cada vez más los grupos de ‘moteros’ creados por aficionados a la adrenalina y los viajes, quienes juntos emprenden aventuras por los parajes colombianos. Pensando en ello, hoy en Infobae Colombia le contamos sobre algunos de los destinos cerca de Bogotá más populares entre los amantes de los viajes en moto:

Guatavita

Laguna de Guatavita.
Laguna de Guatavita.

El municipio de Guatavita está ubicado a hora y media de Bogotá y es reconocido por ser la segunda ciudad más importante del imperio muisca; de hecho, a unos kilómetros de allí se encuentra la famosa laguna de Guatavita, que alberga la leyenda de El Dorado, una historia sobre un tesoro precolombino que yace en el recurso hídrico.

Muy cerca de allí se encuentra también el embalse de Tominé, en cuyas inmediaciones se halla una amplia oferta de ‘glampings’ para dormir arropado por las estrellas.

Parque Embalse del Neusa

Ubicado en los municipios de Tausa y Cogua (Cundinamarca), abarca 3.700 hectáreas de bosque andino y un embalse de 800 hectáreas, en el que se puede realizar pesca deportiva.
Ubicado en los municipios de Tausa y Cogua (Cundinamarca), abarca 3.700 hectáreas de bosque andino y un embalse de 800 hectáreas, en el que se puede realizar pesca deportiva.

A dos horas de Bogotá, entre los municipios de Cogua y Tausa, se encuentra el Parque Embalse del Neusa. Son 3.700 las hectáreas de bosque andino para reconectar con la naturaleza y 900 hectáreas de embalse para complacer la vista.

Allí es posible entrar en motocicleta y acampar a orillas del embalse, lo que comprende una experiencia sensorial en la que el olor a pino y el verdeazul del paisaje imperan.

Sopó

Parapentismo en Sopó (JUAN MANUEL BARRERO-COLPRENSA).
Parapentismo en Sopó (JUAN MANUEL BARRERO-COLPRENSA).

Está ubicado a 58 minutos de Bogotá y es un destino popular entre los bogotanos por su fácil acceso. Uno de los mejores planes es acampar en el cerro Pionono, que con una altura de 3.250 metros, ofrece una vista maravillosa a los visitantes. Además, es posible visitar la cabaña de Alpina, un lugar con postres hechos a base de lácteos de todas las formas y sabores.

Villa de Leyva

Villa de Leyva, Boyacá. Foto: Wikimedia Commons/diego_cue
Villa de Leyva, Boyacá. Foto: Wikimedia Commons/diego_cue

Un destino de ensueño a tan solo cuatro horas de Bogotá. Cuenta con una amplia oferta gastronómica, hotelera y turística que permite disfrutar de actividades como recorrer los viñedos de la zona, hacer ecoturismo en los distintos ecosistemas del territorio o disfrutar de un glamping con todas las comodidades.

También se puede conocer la cerámica más grande del mundo: La Casa Terracota: “un espacio destinado a la experimentación arquitectónica y artística que promueve la práctica de las distintas artes y oficios”, describe Colombia Travel.

Suesca

Rocas de Suesca en el municipio de Suesca, departamento de Cundinamarca, Colombia. Archivo.
Rocas de Suesca en el municipio de Suesca, departamento de Cundinamarca, Colombia. Archivo.

A una hora de Bogotá se erigen las imponentes rocas de Suesca (que traduce ‘Roca de las Aves’), las cuales, durante siglos, fueron asentamientos muiscas. Es uno de los lugares recomendados por el portal especializado Moto2r por la excelente vía de 60 kms que de la capital conduce al municipio.

Estando allí, es posible acampar, escalar, practicar ciclismo de montaña o hacer parte de rutas de espeleología (adentrarse y recorrer cuevas). Desde allí también es posible llegar al embalse de Tominé, que separa a Suesca de Sesquilé, dos atractivos con los que pueden deleitarse los visitantes. Un buen plan para parejas amantes de la aventura.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR